×
Columnistas

Empujoncitos y donación de órganos

Daniel Loewe, Escuela de Gobierno Universidad Adolfo Ibáñez

Por: Daniel Loewe | Publicado: Miércoles 30 de enero de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Daniel Loewe

Muchas personas se han declarado no donantes al renovar su cédula. Así, muchos que requieren trasplantes no los obtienen. El problema es serio. Por una parte, está el acto de donación, que debe ser voluntario. Por la otra, la necesidad imperiosa.

¿Se puede incrementar la cantidad de donantes respetando la autonomía? Las comisiones de Hacienda y Salud del Senado presentaron una propuesta: un plazo de dos años para que los declarados no donantes lo ratifiquen en una notaría o registro civil. Luego, se borrará el registro actual de no donantes. ¿Es esta propuesta compatible con la libertad individual?

Imagen foto_00000001

La idea de la ley de donación universal vigente en Chile (se es donante por defecto, a menos que se declare lo contrario) se puede retrotraer a la muy en boga teoría del nudge (empujón). Esta sostiene que es posible compatibilizar el libertarianismo (hay que considerar a los individuos como soberanos en decisiones que los afectan a ellos) y el paternalismo (es legítimo proteger a los individuos de sí mismos y sus malas decisiones mediante la imposición de la voluntad de un tercero). Se trataría de un tipo de paternalismo libertario.

Si bien parece la cuadratura del círculo, es convincente: se trata de modificar la matriz de decisión mediante un cambio del default. Así se generan reforzamientos y sugestiones indirectas –los empujoncitos– que influencian los motivos, incentivos y la toma de decisión, de modo tal que no forzadamente los individuos escojan lo que se desea que escojan, es decir, lo mejor para ellos y/o la sociedad. Si se es donante por defecto, y para no serlo hay que manifestar la voluntad, se asocia un costo a esta opción. Así, respetando la libertad individual (usted puede escoger ser no donante), se obtienen más donantes que con el default opuesto.

La teoría se juega en que, así como hay un default para la toma de decisión, puede haber otro. Así que, al escoger entre ellos, no se restringe, comparativamente, la libertad de los agentes en un caso más que en otro. Sin embargo, esto sólo puede ser correcto bajo una condición: que los costos asociados a la opción de no default sean lo más bajos posible, considerando las posibilidades técnicas y sociales. Si no se cumple, el empujón puede llegar a ser irresistible, y el libertarianismo sucumbir al paternalismo.

¿Implica la propuesta de las comisiones del Senado costos necesarios o excesivos? Se trata de costos innecesarios y por tanto excesivos. Los no donantes ya declararon su voluntad al renovar su cédula. Bastaría que la reafirmen con cada renovación. Sumar costos no necesarios para que la mantengan es una manipulación intencional que no respeta su autonomía. Esto no se relaciona con sus razones para no ser donantes. En mi opinión, son malas razones. El punto es que hay que considerarlos con la autoridad para poder vivir de acuerdo a ellas. Podemos tratar de convencerlos, educarlos, etc. Pero no manipularlos imponiendo costos excesivos. Al menos no mientras le demos valor a la autonomía individual.

Lo más leído

DF Videos