Enrique Marshall

Balance de hogares bajo fuerte estrés

ENRIQUE MARSHALL Director Magíster en Banca y Mercados Financieros PUCV, Exvicepresidente del Banco Central

Por: Enrique Marshall | Publicado: Miércoles 13 de octubre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Enrique Marshall

Enrique Marshall

Las economías avanzadas elaboran periódicamente un balance agregado para el sector hogares. Lo hacen porque es un buen instrumento para formular diagnósticos y diseñar políticas. Estados Unidos, por ejemplo, prepara un balance con bastante detalle y desagregación. En él se muestra que los activos reales, como la vivienda propia y el equipamiento del hogar, han perdido importancia relativa, mientras los activos financieros han ganado terreno.

Imagen foto_00000001

En Chile, las Cuentas Nacionales informan sobre los activos y pasivos financieros de los hogares, pero no entregan datos sobre los activos reales, de manera que tenemos una brecha respecto de las economías adelantadas. En un estudio recién publicado, efectué una estimación tentativa del balance de los hogares en Chile. ¿Qué se puede inferir? Por un lado, que los activos reales, incluida la casa propia y el equipamiento del hogar, representan alrededor del 50% del total; y por otro, que los fondos de pensiones le siguen en importancia. Sumadas, estas dos partidas llegan al 80% del total.

Esta composición de los haberes de las familias tiene implicancias. La principal es que las políticas de promoción del ahorro deben orientarse prioritariamente a la adquisición y financiamiento de la vivienda propia y a la promoción del ahorro previsional. No es sorprendente que las políticas públicas en las economías avanzadas estén orientadas precisamente tras esos dos objetivos.

Sin perjuicio de contar con información incompleta, es evidente que el balance de los hogares se encuentra bajo un fuerte estrés en nuestro país. Esto despierta preocupación por sus implicancias sobre el gasto en consumo, y sobre la posición financiera y la solvencia de las familias en una perspectiva de mediano y largo plazo.

¿Cuáles son las causas de esa tensión? Primero, la tasa de ahorro sobre PIB se ha desplomado, alcanzando el nivel más bajo de los últimos 10 años, en circunstancias que el ahorro es lo que alimenta el balance de los hogares.

Segundo, una fracción creciente de las familias está enfrentada a serias limitaciones para adquirir una casa propia, con las implicancias que ello conlleva para el ahorro y la acumulación de activos reales.

Tercero, los activos previsionales, por primera vez en diez años, se han contraído, como resultado de los retiros de fondos de pensiones. Las cifras más recientes muestran una caída de esos haberes del 15% en doce meses, la que se podría acentuar próximamente.

Finalmente, la inflación, las tasas de interés y las cotizaciones bursátiles están observando evoluciones muy desfavorables para la valorización de las inversiones financieras.

En este contexto, bien haría el Banco Central en perfeccionar las cuentas sectoriales, calculando estados financieros completos para los hogares. Ello permitiría monitorear con mayor precisión los cambios en curso.

Lo más leído

DF Multimedia