Enrique Marshall

Banco Central expande su balance

Enrique Marshall Director Magíster en Banca y Mercados Financieros PUCV, Exvicepresidente del Banco Central

Por: Enrique Marshall | Publicado: Miércoles 12 de agosto de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Enrique Marshall

Enrique Marshall

El Banco Central conduce la política monetaria principalmente a través de movimientos en su tasa de interés, que es la aplicada a las operaciones de crédito o depósito que realiza con los bancos comerciales. Sin embargo, la tasa de interés no es el único instrumento disponible. El Banco Central también puede intervenir a través de acciones cuantitativas, otorgando financiamiento a los bancos o simplemente adquiriendo títulos de buena calidad, entre aquellos autorizados por la ley.

Imagen foto_00000001

A través de estas acciones, el Instituto Emisor refuerza la orientación de la política monetaria, incrementa la liquidez del sistema, e influye sobre las tasas de interés de mediano y largo plazo. En la crisis de 2008-9, las acciones cuantitativas fueron agresivamente utilizadas en las economías avanzadas, mediante compras masivas principalmente de bonos gubernamentales e hipotecarios. También se emplearon en Chile, pero sólo tímidamente, porque la salida de la crisis fue rápida y no resultó necesario actuar con mayor intensidad.

En realidad, las favorables condiciones enfrentadas en las últimas décadas no han planteado la necesidad de recurrir a estos instrumentos. Por ello, el crédito neto otorgado a los bancos por el Banco Central ha permanecido en niveles bastante bajos por largos años. En la actual coyuntura, las condiciones han cambiado abruptamente y el Banco Central ha decidido hacer uso de estas herramientas menos convencionales. Como resultado, el crédito en pesos otorgado a los bancos ha mostrado una clara tendencia ascendente desde abril, alcanzando un monto neto del orden de 16 mil millones de dólares a fines de julio, suma equivalente al 5% del PIB. Con ello, esta partida ha alcanzado el nivel más alto de los últimos 20 años, pasando a ser muy relevante en el balance del instituto emisor.

Esta expansión del crédito se ha materializado a través de los distintos programas dispuestos por el Banco Central en esta crisis. Ejemplos de ellos son la compra de títulos bancarios y la línea de liquidez con incentivo al crédito. Por cierto, estas operaciones no se comparan en magnitud con las masivas compras de activos efectuadas por los bancos centrales de las economías avanzadas. Valga mencionar, por ejemplo, que la FED, sólo este año, ha incrementado sus activos por un monto equivalente al 14% PIB de Estados Unidos, con lo cual el total acumulado en su balance ha llegado al 36% del PIB.

Con todo, lo que debe ser valorado positivamente es la disposición mostrada por el Banco Central para actuar en esta coyuntura haciendo uso de todo su instrumental. También debe ser valorada la iniciativa del Gobierno en el sentido de promover una reforma constitucional que autoriza al Banco Central para contar con una nueva herramienta de actuación monetaria, como es la compra de bonos del Tesoro Público en el mercado secundario.

Lo más leído

DF Multimedia