×
Enrique Marshall

El problema con el mercado bursátil

Enrique Marshall Director Programa MBMF PUCV, exvicepresidente del Banco Central

Por: Enrique Marshall | Publicado: Miércoles 10 de abril de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Enrique Marshall

Enrique Marshall

Debo mencionar que soy director independiente de la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) y, por tanto, que me asisten responsabilidades fiduciarias respecto de esta compañía y sus accionistas. Dicho eso, entro en materia.

Las autoridades han presentado una iniciativa legal que obligaría a las bolsas a interconectarse. Esto implica que una orden de compra o venta presentada en una bolsa podría encontrar contraparte en cualquiera de las dos que funcionan en el país.

Imagen foto_00000001

En principio parece una buena idea. En un mundo globalizado, resistirse a la interconexión parece ir a contracorriente. Sin embargo, la pregunta es, ¿por qué una ley? ¿Cuál es el problema real que se busca resolver? La respuesta no es obvia.

Primeramente, el mercado bursátil chileno no presenta problemas de acceso. La desmutualización resolvió bien el principal escollo que existía para el ingreso de nuevos corredores. Enseguida, no existe evidencia de que el mercado presente fragmentación en la formación de precios. Casi todos los corredores están registrados en las dos bolsas, por lo que la integración opera de facto.

En otro orden, las tarifas han bajado a lo largo del tiempo y se ubican en niveles comparables a los de economías avanzadas, habida consideración de los volúmenes de actividad. Para nuevas reducciones sostenibles, la clave está en desarrollar el mercado, fortalecer la integración con el exterior, y seguir incorporando los avances tecnológicos. Pero no se está hablando de ello.

De la iniciativa en curso, por tanto, no se deducen beneficios evidentes o significativos para los clientes directos o indirectos de las bolsas, como los inversionistas, las compañías listadas y los corredores. Sus efectos principales, positivos o negativos, recaerían más bien sobre los accionistas de las bolsas.

Es cierto que la BCS concentra una porción alta de las transacciones accionarias, pero ello responde a condiciones de mercado. La competencia que existe hoy limita los incrementos no justificados de tarifas. Por lo demás, los servicios de las bolsas incluyen intangibles valorados por los clientes que pueden explicar sus preferencias.

La actividad bursátil está experimentando cambios en todos los países. Inducidos por la globalización y el accionar de los mercados, lo que se observa es innovación, transformación digital y consolidación. Son tendencias que también se han comenzado a presentar en el ámbito local.

En estas circunstancias, lo que corresponde es proceder con prudencia. Los efectos a mediano y largo plazo de la iniciativa que comentamos son bastante inciertos. Bien podría conducir a una fijación de tarifas o a la consolidación del mercado en una sola entidad. Por ello, la mejor opción de política es que el mercado provea el cauce.

Más que nuevas regulaciones, lo que requieren las bolsas es mayor actividad y nuevos negocios. Ese debería ser el norte.

Lo más leído

DF Videos