Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Miércoles 26 de Julio, 2017

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Columnistas

17/07/2017

Entable que, habiéndose hecho un importan

onal de Productividad (CNP) dio a con

  • ocer el contenido de las 53 recomendaciones que forman parte del informe final del estudio “Productividad de la Gran Minería del Cobre en Chile”, una investigación mandatada por el gobierno a esta Comisión, que preside Joseph Ramos, y acordadas en forma unánime por el Consejo de la CNP.

    Desde el primer momento, valoramos el trabajo que estaba desarrollando la CNP, considerando que ponía en perspectiva la fuerte disminución que ha sufrido la productividad del sector minero nacional durante los últimos 15 años, en particular al hacer una comparación internacional para mostrar espacios de mejora a nuestra competitividad.

    Conocido el tenor de estas recomendaciones, como sector minero representativo de la pequeña, mediana y gran minería, nos sorprenden los alcances del capítulo referido a exploraciones, pues conlleva propuestas de modificaciones a políticas públicas que afectan los pilares sobre los que se ha sustentado el éxito de la actividad minera nacional, además de hacer recomendaciones en relación a las concesiones de explotación, que se apartan del objetivo del estudio.

    Si bien algunas de las sugerencias incluidas en ese capítulo pretenden mejorar el sistema que rige actualmente la actividad minera, el sesgo que se advierte en algunas de sus propuestas desacredita el resultado final de un estudio que tenía como objetivo fomentar la productividad y atraer la inversión.

    En particular, observamos con alta preocupación la propuesta de limitar la explotación de una faena a un máximo de 30 años, sin precisar criterios objetivos que permitan asegurar la prórroga de la misma. Ello es especialmente inquietante considerando los extensos plazos y recursos financieros que requiere un proyecto minero, ya que la sola puesta en marcha de una faena requiere aproximadamente 10 años, restando solo 20 años para su explotación, que en muchos casos sería inferior a la vida útil. La falta de certezas respecto a la prórroga de la concesión pondría en compás de espera las ampliaciones y futuras inversiones, e implicaría que varios años antes del vencimiento se detendría la inversión.

    La CNP ha incluido en su informe final estas propuestas que, a nuestro juicio, son contradictorias con el propósito original del estudio. La industria colaboró estrechamente con la CNP y puso a disposición toda la información relevante que permitiera mejorar la productividad de la principal actividad productiva del país.

    Por un lado, se intenta mejorar la exploración para atraer la inversión, pero por otro se limita la explotación, desincentivando a los mismos capitales que se intenta atraer.

    Resulta lamentable que, habiéndose hecho un importante esfuerzo público-privado, el estudio introduzca sesgos ideológicos que afectan aún más la baja confianza que existe en términos de certeza jurídica para atraer inversión, que genera empleo y riqueza por largos años en el país.

    Hace pocos días, presentamos el documento “Fundamentos y Desafíos para el Desarrollo Minero”, el cual recoge la visión de las empresas socias de nuestra organización, así como recomendaciones que han formulado distintos expertos del sector, contribuyendo a dar un impulso en una etapa diferente del desarrollo de la minería en Chile. El trabajo plantea la necesidad de una mayor y mejor coordinación e integración con el resto de los sectores productivos, que sea virtuosa y sinérgica. Asimismo, pone énfasis en que Chile debe preparar las condiciones para que las futuras inversiones se hagan en nuestro país, promoviendo la competitividad a todo nivel y aprovechando, con sentido de oportunidad, dicha coyuntura cuando se presente.

    En él planteamos la encrucijada en la cual se encuentra la minería chilena: o transita hacia el desarrollo o bien pierde la oportunidad, y comienza a decaer en su competitividad. Las reformas aludidas del informe de la CNP, más parecen conectadas con la segunda opción.

    Recomendaciones que dañan las confianzas

     Resulta lam

Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store