×
Erik Haindl

El “Flat Tax”

Erik Haindl Decano Facultad de Negocios, Ingeniería y Artes Digitales, U. Gabriela Mistral

Por: Erik Haindl | Publicado: Martes 5 de septiembre de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Erik Haindl

Erik Haindl

El impuesto de tasa plana o “Flat Tax” fue propuesto en 1983 por Robert Hall y Alvin Rabushka para reemplazar el Impuesto a la Renta convencional. Este impuesto simplifica en forma asombrosa los cálculos necesarios para poder cumplir con el impuesto a la renta, y permite reducir fuertemente la evasión y la elusión. Su administración es muy simple y actúa básicamente en base a retenciones. Esto permite generar la misma recaudación, con tasas de impuesto significativamente más bajas que los impuestos progresivos a la renta, mejorando la eficiencia y equidad del sistema. Este impuesto grava básicamente el consumo, por lo que genera máximos incentivos al ahorro y a la inversión. Hay una sola tasa que grava todos los ingresos, por lo que todas las categorías de ingreso son gravadas en forma pareja. Esto es la esencia del impuesto de tasa plana.

Dejar a los sectores relativamente más pobres exentos del impuesto a la renta, es uno de los principios básicos de todas las reformas tributarias. Esto se logra dejando exento del impuesto a la renta un monto generoso de ingreso. Todos los ingresos por encima de ese nivel son gravados a la tasa plana. Esto permite generar un impuesto progresivo, simple y eficiente.

El “Flat Tax” desintegra el actual sistema, y se aplica separadamente a personas y negocios. Todos los ingresos se clasifican en dos categorías: ingreso de negocios o remuneraciones.

El impuesto a las remuneraciones grava con una tasa plana todas los sueldos, salarios y pensiones que excedan el monto exento por persona. Esto le da un carácter progresivo al sistema.

El impuesto a los negocios grava con la misma tasa plana todos los ingresos por venta de bienes y servicios menos los pagos de remuneraciones, menos las compras de insumos a otras empresas, y menos la inversión en planta y equipo.

Según cálculos de Hall y Rabushka, una tasa plana de 19% permitía reemplazar todo el complejo sistema de impuesto a la renta de EEUU.

A partir de 1994, muchos países de la ex Unión Soviética aplicaron exitosamente impuestos de tipo “Flat Tax”, bajando sustancialmente las tasas de tributación, y aumentando fuertemente la recaudación. Ellos incluyen Estonia, Letonia y Lituania en la década de los noventa, y Rusia, Ucrania, Georgia, y Rumania en la década del 2000. Algunos de ellos utilizaron tasas planas distintas para personas y empresas.

El futuro gobierno en Chile tiene un fuerte desafío de impulsar la inversión, y corregir el complejo y distorsionado impuesto a la renta actual. Un “Flat Tax” lograría corregir ambos problemas, introduciendo simplificación y eficiencia con bajas tasas de tributación.

Lo más leído

DF Videos