×
Erik Haindl

¿En qué consiste el neoliberalismo?

Erik Haindl Decano Facultad de Negocios, Ingeniería y Artes Digitales, U. Gabriela Mistral

Por: Erik Haindl | Publicado: Martes 6 de febrero de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Erik Haindl

Erik Haindl

El “liberalismo económico” parte con el libro “La Riqueza de las Naciones” de Adam Smith en 1776. En dicho libro se argumenta que las intervenciones del Estado en la economía, que se traducían en proteccionismo, monopolios por cédula real, e intervenciones de varias clases terminaban empobreciendo a los países. En ese momento en Europa, el mercantilismo estaba en boga, y existía mucha intervención del Estado en la economía. El “mercantilismo” pretendía acumular oro y plata a como diera lugar, lo que se hacía protegiendo a los países de la competencia externa, y tratando de fomentar artificialmente las exportaciones.

La propuesta central del libro es que había que dejar funcionar libremente a los mercados, y estimular la libertad creativa de las personas, introduciendo derechos de propiedad claros y definitivos. Esto desataría las fuerzas que llevarían al crecimiento y a la “riqueza de las naciones”. El “liberalismo económico” requería desarticular la intervención del Estado en la economía, y en conjunto con el “liberalismo político”, hacer a los hombres libres y transferir el poder a la soberanía popular, fue la fórmula que se impuso en Occidente durante los dos siglos que siguieron.

El desarrollo económico de los países occidentales fue en gran parte, la consecuencia de estas políticas. Ello posibilitó la transformación económica y tecnológica más colosal de la historia. Los niveles de ingreso subieron más de cien veces, mejorando el estándar de vida de los ciudadanos a niveles desconocidos hasta entonces.

La antítesis de estas ideas se desarrolló con los postulados del “socialismo”, que pretendía reemplazar el accionar de los mercados mediante la planificación estatal, con un fuerte énfasis en aspectos distributivos. Quienes defendían estas ideas, criticaban la fuerte desigualdad que generaba el sistema capitalista. Estas ideas entraron en gran parte de Europa, durante la segunda mitad del siglo pasado y, junto con ideas políticas de democracia, dieron origen a la “social-democracia” europea.

Otra corriente más radical se instaló en Rusia y Europa Oriental, en que la “planificación central” y la ausencia casi total de propiedad privada, se combinaba con una dictadura política: los “socialismos reales”.

Estos esquemas fueron un fracaso y se derrumbaron en 1990, luego de la caída del muro de Berlín.

La síntesis de ambas ideas está en el “neoliberalismo”, que intenta generar equilibrios competitivos, con intervención del Estado, para promover la empresa privada y para que los mercados sean lo más perfectos posibles. A diferencia del “liberalismo” a secas, que simplemente sacaba al Estado del ámbito de la economía, el “neoliberalismo” intenta promover y crear mercados competitivos, usando estímulos y regulaciones estatales. Hay un rol activo del Estado para potenciar equilibrios competitivos.

Lo más leído

DF Videos