Columnistas

¿Es gratis retirar fondos de las AFP?

Bernardo Fontaine Economista, Fundación Ciudadanos en Acción

Por: Bernardo Fontaine | Publicado: Miércoles 29 de abril de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Bernardo Fontaine

Es tentador meter mano a los fondos de las AFP, 145 millones de millones de pesos es una montaña de plata. Es tentador para los políticos, porque quien los capture tendrá cómo financiar 10 años de populismo, garantizando sucesivas reelecciones, y es tentador para los afilados por una razón muy distinta.

Hoy, muchos, más de los que imaginamos, están sintiendo o sufrirán una dramática reducción en sus ingresos. Para ellos, sacar el 10% de lo ahorrado es un salvavidas en el naufragio.

Imagen foto_00000004

Setenta diputados votaron a favor de pedirle al Gobierno una ley que permita el retiro excepcional de un 10% de los fondos y eso suena atractivo. El problema es que, con una actitud típicamente populista, se guardaron de contar que ese retiro disminuirá, desgraciadamente, las pensiones de quienes lo efectúen.

Y eso es lo importante. Tener conciencia de que un afiliado de cuarenta años que tiene 20 millones acumulados, si retira dos millones, cuando jubile dispondrá de ocho millones de pesos menos para su pensión. Al revés, si no retira, se puede estimar que contará con ocho millones más para una mejor pensión.

Alguien podría argumentar, con razón, que el presente es más importante que la pensión futura para quien está en plena urgencia. Por eso lo lógico es primero retirar del Fondo de Cesantía, creado precisamente para reemplazar sueldos en caso de desempleo. Quienes están fuera del Fondo, en general están fuera de las AFP y necesitan bonos estatales. Este fondo es un ejemplo del buen nivel económico que Chile generó en los 30 años pasados, nivel que le permite cierto alivio ahora. Perú no tiene ese fondo, por eso autorizaron retirar de las AFP.

Cuidado, el retiro de fondos previsionales puede mal usarse. La prensa peruana publicó las colas de personas que, con el retiro de las AFP en la mano, esperaban para comprar grandes televisores. Sólo se justificaría retirar ahorros previsionales en forma única y extraordinaria, si la crisis agota el Fondo de Cesantía, no exista otra aternativa y el monto retirado sea repuesto con futuras cotizaciones extras pagadas por quien retiró. No estamos en esa situación.

Alvaro Gallegos, en estas mismas páginas, ofrece que el Estado reponga los fondos con bonos de reconocimiento. Pero si el Estado puede endeudarse, mejor lo haga y pague bonos más generosos a las personas. Eso hace innecesario el retiro de las AFP. Volviendo a la expropiación de las AFP, no mejoraría en nada las pensiones, ni efectuaría las urgentes reformas que el sistema necesita. Por el contrario, significaría un gasto en indemnizaciones y espacio para que operadores políticos gestionen nuestros fondos, no siempre en nuestro beneficio. A los afiliados nos conviene la administración privada para que nuestros ahorros estén alejados de los políticos, además del hecho probado de que el Estado es peor gestor.

Todos debemos sumarnos en la defensa, con dientes y uñas, de los ahorros previsionales. Empecemos enviando un mail a cada senador pidiéndole que toda cotización vaya a la cuenta personal y que nadie toque el ahorro acumulado.

Lo más leído

DF Multimedia