×
Columnistas

¿Estamos preparados para la próxima revolución industrial?

Cristián Bastián Socio Principal de KPMG

Por: CRISTIÁN BASTIÁN | Publicado: Jueves 13 de abril de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

CRISTIÁN BASTIÁN

La nueva era, que muchos ya identifican con la 4ta revolución industrial, será definida por la nueva manera en que los humanos y las máquinas se conectarán y relacionarán. Las tres revoluciones anteriores fueron ocasionadas respectivamente por motores a vapor, producciones en masa, la electricidad y la tecnología de la información, por lo que resulta fácil imaginar el gran impacto en la transformación y la manera que ellas han innovado.

Hoy, nos encontramos en la etapa temprana de este nuevo proceso, sin embargo la inteligencia artificial, junto con otras tecnologías digitales, se están estableciendo rápidamente y con bajos costos. La convergencia de la inteligencia artificial, de los procesos robóticos automáticos (machine - learning) y plataformas cognitivas, será la responsable de la disrupción que enfrentará el mundo y por lo tanto, también afectarán a nuestro país, nuestras empresas y a quienes las lideran y forman parte de ellas.

Dentro de las distintas visiones de este proceso y avalando con números esta mirada, se puede esperar que, por ejemplo, al año 2025 hasta 2/3 partes del mercado laboral podría ser afectado, según datos de bancos europeos que identifican la posible desaparición de 15 millones de puestos de trabajo en una economía del tamaño de U.K. en los próximos 20 años, o que las tecnologías digitales podrían significar el recorte de 130 millones de trabajadores certificados (el 47% del total empleado en EEUU para el año 2025). El impacto para los países miembros de la OCDE será sobre el 57% de los trabajos, por lo que se espera sean amenazados frente a esta nueva realidad. En otras naciones este impacto sería mucho mayor, como el caso de China con un 77%.

Hoy, los negocios y gobiernos están buscando las maneras de facilitar procesos y reducir costos, pero deberán hacerlo con más ahínco. Las nuevas tecnologías están creando rápidamente una nueva clase de fuerza laboral, “fuerza digital laboral”. Debido a esto, muchos trabajos serán rediseñados, causando una potencial crisis laboral que exige anticipadamente el desarrollo de nuevas habilidades, que serán requeridas y que son muy distintas a las demandadas en la actualidad.

En esta transformación, nuestro país tiene una gran oportunidad de innovar e impulsar su crecimiento con trabajos que expandan las nuevas habilidades y experiencia humana. En otras palabras, que tanto empleados y emprendedores se transformen en un motor de innovación sin límites.

Lo más leído

DF Videos