×
Fernando Barros

Oposición y libertad agobiante

Fernando Barros Tocornal Abogado. Consejero de SOFOFA

Por: Fernando Barros | Publicado: Viernes 7 de junio de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Fernando Barros

Fernando Barros

Un gran desafío que enfrentamos hoy es la reforma del sistema de pensiones ya que, en razón de las lagunas en las cotizaciones, el incremento sostenido de las remuneraciones -por el crecimiento que nos ha dado una economía de mercado basada en la libertad- y la mayor expectativa de vida de los chilenos, las pensiones que paga el sistema privado de capitalización individual administrado por las AFP son insuficientes.

Imagen foto_00000002

El gobierno ha propuesto, además de iniciativas en el ámbito del pilar solidario y apoyo a los más necesitados, un incremento de cuatro puntos de la cotización mensual, de cargo del empleador, a fin de aumentar el ahorro acumulado y, con ello, mejorar las pensiones futuras.

Si bien la mayoría considera que la cotización adicional debe incrementar el ahorro de cada trabajador y que su administración debiera corresponder a la misma AFP a la cual cada trabajador le ha confiado gestionar su cuenta de ahorro, la oposición ha desatado una asonada destemplada -incluso no aprobando inicialmente la idea de legislar- para que ni un centavo de la cotización adicional sea gestionada por las AFP, a pesar de que ello sea sin costo para los trabajadores.

En un proceso de decisión que busca lo más conveniente para los trabajadores, lo razonable es que se legisle conforme a lo que la mayoría de las personas quiere, o bien que sea cada uno quien decida si encomendar esa gestión a su AFP o a un ente estatal, opción que contempla el proyecto del gobierno y es ampliamente acogida. Sin embargo, la pasión ideológica y la odiosidad, impropias de un diálogo responsable, sostienen ahora que los chilenos no tenemos derecho a decidir lo que es mejor para nosotros y que deben hacerlo los partidos.

El extremo de este absurdo nos ha sido regalado por el diputado Giorgio Jackson, quien explica por qué se opone a que cada uno elija sobre su futuro, en medio de un confuso balbuceo de pseudo fundamentos para su aberración, que no se nos puede someter a tener que elegir, pues “la paradoja de la libre elección agobia a las personas”, y que no podemos quedar sometidos a decidir entre más de una opción para nuestro bienestar, ya que ello nos genera agobio.

El señor Jackson y la oposición han guardado silencio sobre “el incidente” que significó la muerte de miles de jóvenes chinos en la masacre de Tiananmen al atreverse a desafiar hace 30 años la lógica de la “izquierda renovada” y sufrieron la represión socialista por manifestarse pacíficamente por un cambio que llevara la brisa democrática que les permitiera sentir el “agobio” de poder elegir a sus autoridades y de vivir en un régimen libertario. El Frente Amplio y la Nueva Mayoría están por seguir cuidando por otros 50 años más a los cubanos del agobio que les produciría poder decidir entre varios candidatos y distintas visiones de su camino para la construcción de la sociedad de todos, imponiéndoles la felicidad de la ausencia del agobio de un proceso democrático y de sufrir algo distinto a marcar una papeleta con candidatos únicos designados por la auto generada dirección superior del Partido Comunista único.

Los chilenos no podemos seguir mirando impávidos la degradación de nuestras instituciones y el boicot irresponsable a todas las iniciativas del programa del gobierno democrático y permanecer indiferentes al perjuicio a los más pobres por el bloqueo de iniciativas sociales y, además, que pretendan privarnos del derecho a decidir sobre lo mejor para nuestro bienestar.

Giorgio, déjame agobiarme; yo decido por mi 4%.

Lo más leído

DF Videos