×
Fernando Reyes Matta

País independiente: las acotaciones de O´Higgins

Fernando Reyes Matta Ex embajador en Nueva Zelanda y China, profesor UNAB

Por: Fernando Reyes Matta | Publicado: Lunes 19 de febrero de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Fernando Reyes Matta

Fernando Reyes Matta

Como dijo el prócer, ser independiente siempre reclama entregar sólidos fundamentos.

Cerca de la oficina de los presidentes en La Moneda se encuentra ese magnífico cuadro de Pedro Subercaseaux, “Proclamación y jura de la Independencia de Chile”. Vale la pena mirarlo ahora por lo que nos dice. Sí, es la ceremonia solemne, es la presencia de autoridades civiles, militares, religiosas y gente del pueblo levantando sus sombreros y pañuelos, saludando a la bandera en lo alto. Tres mujeres, con vestimentas elegantes de la época, son parte clave del cuadro: una pañuelo en alto, la otra mano al pecho y una tercera mirando a la del pañuelo, como preguntando y ahora hacia dónde vamos. Junto a ellas, Manuel de Salas, el gran educador, manifiesta su entusiasmo.

Y se puede ver más. Las banderas argentinas y chilenas entrelazadas: es la gesta común. La independencia reclama integración. Ya hay allí una señal a leer con ojos de hoy. A su vez, la banda que rinde los honores del momento, está formada por hombres de raza negra. Si estuvieron allí cuando se proclamó la independencia, hoy es presencia que predomina en la plaza de Armas y sus entornos. Y, por cierto, la cordillera está allí, visible y cercana. No hay contaminación que la oculte.

A veces un cuadro nos puede decir mucho si lo interrogamos sobre sus significados y proyecciones al ser del presente: allí está ese 12 de febrero de hace doscientos años. Lo hemos vuelto a mirar junto con releer aquellas acotaciones que O´Higgins le hizo a mano al acta de la Independencia. No quedaron en la versión ya impresa y distribuida a todas las provincias, pero la constatación está en la versión manuscrita que se exhibe en el Congreso Nacional.

Por ejemplo, allí donde dice “proclamar su independencia a la faz del mundo”, O´Higgins sugiere agregar: “reservando hacer demostrables oportunamente, en toda su extensión, los sólidos fundamentos de esta justa determinación”. Es una visión muy profunda. No se trata sólo de decir que se es independiente, sino de demostrarlo. Y ello reclama hacerlo en todos los ámbitos. Ir con el tiempo dando pruebas de que existen los fundamentos para decir somos país independiente. Lo somos, por cierto, en la soberanía de nuestras decisiones políticas, de nuestras instituciones, de nuestra geografía, de nuestra vida interna. Pero, ¿cómo se es independiente en “toda su extensión”, como llama a definir el Padre de la Patria?

Y allí donde dice que los ciudadanos han dado su respaldo a esta declaración de independencia, cree necesario agregar: “afianzada en las fuerzas y recursos que tiene para sostenerla con dignidad y energía”. De nuevo, ser independientes reclama ser fuertes (en todo sentido) y además generar los recursos para mantenerse como tal. No es poco para los desafíos de hoy.

Vivimos en tiempos de interdependencia, somos un país inserto en la globalidad. Pero el ser independiente se consolida creando adentro “los sólidos fundamentos” que nos dan peso y dignidad internacional. Por una parte, influir en el devenir del mundo en tanto ser lo que somos y a partir de los intereses nacionales. Es la fuerza de las ideas. Muchas veces en nuestra historia estuvimos allí donde cabía estar: desde Andrés Bello, con el Derecho Internacional, hasta Hernán Santa Cruz, en la Declaración de los Derechos Humanos, sin olvidar a Óscar Pinochet, con el Tratado Antártico, o Fernando Zegers y el Derecho del Mar, 200 millas incluidas. Por otra, generando recursos según lo determinan los nuevos desafíos. Ser ricos en recursos naturales no basta. Hay que saber más de ellos, saber evolucionar e investigar como lo hace la agroindustria, saber de innovación minera, de conocimiento digital, de cambios culturales en las redes globales.

Se es más independiente con más y mejor educación. Se es más independiente con más investigación científica y tecnológica, con más conocimiento y avances públicos y privados en I+D. Con jóvenes con perspectivas. Como dijo O´Higgins, ser independiente reclama hacerlo con “dignidad y energía”.

Lo más leído

DF Videos