Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Lunes 5 de Diciembre, 2016

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Columnistas

30/11/2016

Impuestos convulsionados y sus beneficios

Franco Brzovic abogado brzovic y cia.

  • Por Franco Brzovic
    Franco Brzovic

    Franco Brzovic

    Los cambios en los ejes políticos, particularmente de EEUU y algunos países de Europa y Sudamérica, sumados a hechos de transcendencia mundial como Brexit en Gran Bretaña, han revolucionado el ámbito de impuestos. La tónica ha sido la baja de sus tasas para atraer inversión extranjera y en muchos casos, para detener su fuga.

    Las políticas tributarias o fiscales han adquirido tal importancia que la sola rebaja sustancial de las tasas y sus ajustes impositivos constituyen una política económica en sí. Como se ha visto y demostrado hasta el cansancio, aquellos países eficientes van hacia bajos impuestos lo que da por resultado un menor índice de evasión y por otra, un incremento de las inversiones las que a su vez generan más actividad y recaudación.

    En EEUU el presidente electo Donald Trump propuso seguir ese camino y en su programa anunció rebajas de tasas de las empresas del 35% al 15%, tanto a las grandes corporaciones como a las pequeñas y medianas. Lo mismo hizo con las personas al proponer modificar los tramos impositivos reduciéndolos desde los siete actuales a tres (12%, 25% y 33%). Planteó además eliminar el Impuesto de las Sucesiones (Herencia) y realizar otros ajustes. De cumplir las promesas, que muchas dependen del Congreso, dará tranquilidad a las firmas locales y entusiasmará a inversionistas extranjeros.

    En Francia los anuncios de algunos candidatos contemplan rebajas de impuestos. En Argentina, particularmente los empresarios, han solicitado a un gobierno receptivo y eficiente, una serie de rebajas de tributos. Y sin ir más allá, la OCDE en el informe sobre Reformas a las Políticas Tributarias de los Miembros, publicado en noviembre, da cuenta que en estos últimos años solo dos países subieron los impuestos a las empresas, Hungría y Chile. Una parte importante los rebajaron aun cuando otros los mantuvieron.

    Trump también prometió que permitirá la repatriación del dinero en paraísos fiscales a cambio de un pago único del 10%, lo que Chile ya dispuso en las referidas reformas. Propuso, además, que los dividendos de filiales en el extranjero se podrán recuperar, ahora “secuestrados” en las sociedades radicadas en el exterior.

    Y Chile va contra la corriente. Las tasas de las empresas que originalmente ascendían a 10%, con el tiempo y en la mayoría de los gobiernos, incluido el del Presidente Sebastián Piñera, se fueron incrementando de tal forma que en los próximos dos años llegarán a 25% y 27% según el régimen de renta, atribuido o parcialmente integrado, sistemas creados por las dificultosas últimas dos reformas tributarias.

    A propósito de estos cambios que dan cuenta de nuevos regímenes en Chile, empiezan a regir el 1 de enero de 2017, y existe preocupación, pues las autoridades han manifestado que parte importante de las empresas y sociedades, no lo han hecho aún.

    A su vez han insistido a que aprovechen la oportunidad de hacer uso de beneficios tributarios, ya que en muchos casos los plazos fatales, se acercan.

    En lo particular, el anuncio más importante por su contenido es el que hizo recientemente el subdirector de Fiscalización del SII en cuanto a la posibilidad que se ha dado a las empresas de todo orden, incluyendo las de servicios, asesorías, y otras, que, llevando contabilidad, puedan liberar las utilidades acumuladas en el FUT.

    Para este caso la ley ha dispuesto que, con el pago de un impuesto denominado único sustitutivo, puedan hacer uso, en cualquier momento, de las utilidades acumuladas. De no acogerse a este beneficio, se les hará casi imposible recuperar los impuestos pagados por sus empresas o sociedades en el futuro, pues para liberarlos se les exigiría primeramente retirar las utilidades antiguas.

    El impuesto sustitutivo que pagará la empresa se afectará con una tasa máxima de 32% y en los casos de cualquier tipo de sociedad, integrada solo por personas naturales, la tasa será el promedio del Impuesto Global Complementario de sus socios o accionistas, que puede ser menor. Del impuesto resultante, se rebajarán aquellos pagados por la empresa, (primera categoría) y que históricamente son de alrededor de 20%. El monto máximo a pagar sería del 12% y, como se decía, las utilidades podrán retirarse en cualquier momento sin más pago de impuestos.Pues bien, manos a la obra antes que sea tarde.

Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store