×
Guillermo Tagle

Mercado de capitales: una nueva oportunidad

Guillermo Tagle Presidente Credicorp Capital Chile

Por: Guillermo Tagle | Publicado: Martes 23 de octubre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Guillermo Tagle

Guillermo Tagle

Se inician nuevos tiempos para Chile, con un esfuerzo renovado e innovador para derrotar la vulnerabilidad de quienes no han llegado a beneficiarse del progreso y el desarrollo alcanzado por Chile en las últimas décadas. Efectivamente, queda mucho por hacer para convertirnos en un país desarrollado.

En un esfuerzo que tiene que ser de todos —Estado y privados, organizaciones sociales y empresarios colaborando directamente en la solución de problemas de vivienda, salud, educación y empleo—, el sistema financiero, el mercado de capitales, no puede quedar al margen. Muchos se podrán preguntar qué tiene que ver desarrollo social con finanzas y mercados financieros. Y algunos escépticos dirán que “nada”.

Imagen foto_00000002

La respuesta correcta es: “Mucho”.

El mercado de capitales genera oportunidades de financiamiento para empresas, emprendedores y personas. Acceso a capital, a recursos para concretar ideas y materializar sueños. Desde la operación de una empresa, al financiamiento de carreteras, la compra de una casa y costear la vida cotidiana, pueden materializarse gracias a la existencia de este mercado. Adicionalmente, el sistema financiero genera empleo de valor agregado, promueve la calificación de personas y, por esta vía, mejora la calidad de vida de muchos y aporta al bien común. No es casualidad que los países con mayor ingreso per cápita suelan contar con un sistema financiero sofisticado y competitivo, que aporta mucho al desarrollo. La exportación de servicios financieros es una fuente de ingresos, empleo y actividad en muchos de los países con mayor desarrollo humano (Suiza, Luxemburgo, Singapur, Hong Kong, entre otros).

En Chile estamos a mitad de camino. Tenemos el mercado de capitales más sofisticado y eficiente de América Latina, con razonable profundidad, con bancos solventes y seguros, inversionistas institucionales sofisticados y abiertos al mundo, y con una creación relevante de nuevas empresas y de especialistas en diversas áreas de la actividad. Pero es mucho más lo que se puede aportar y mejorar.

El mercado de capitales chileno, con los cambios adecuados, podría convertirse en una fuente de ingresos por exportación de servicios muy potente. Podría poner a disposición de empresas, instituciones y ciudadanos de países vecinos, sus capacidades para proveer financiamiento, para atraer capital y para gestionar inversiones. Una industria financiera de exportación podría generar empleos de mayor calidad y crecimiento económico sustentable y de largo plazo.

Junto con esto, es necesario mejorar y fortalecer el acceso a este mercado para emprendedores y ciudadanos de Chile. Promover mayor competencia, generar mecanismos que permitan reducir el costo de capital y los costos de transacción para emprendedores, aprovechando el acceso a nuevas tecnologías que hoy están redibujando el contexto en que se desarrolla el sistema financiero del mundo.

Se ha promulgado una nueva ley de bancos, se ha aprobado también una nueva regulación para la emisión de medios de pago, pero es mucho más lo que se puede hacer. Abrir nuestras fronteras e integrar el mercado de capitales de Chile con los mercados del mundo, y abrir la capacidad de servicios de nuestras empresas locales a toda la región, puede ser la forma en que los actores de nuestro mercado financiero se sumen al esfuerzo de hacer de éste un país desarrollado para todos. Identificar los cambios que se requieren y diseñar la hoja de ruta para lograr estos objetivos. Ese es el desafío público-privado para todos los involucrados en esta actividad.

Lo más leído

DF Videos