Guillermo Tagle

Vamos Chilenos

Guillermo Tagle Q. Presidente Credicorp Capital

Por: Guillermo Tagle | Publicado: Martes 22 de septiembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Guillermo Tagle

Guillermo Tagle

Una jornada de solidaridad y unidad se vivió en Chile el 18 y 19 de septiembre. Estos duros tiempos de pandemia no permitieron celebrar las Fiestas Patrias con las tradicionales costumbres, que tanto unen, alegran y enorgullecen. En este contexto, donde tantos compatriotas están sufriendo la pérdida de un ser querido —o los riesgos para la propia salud, la soledad, la pérdida de su fuente de trabajo, el cierre de su empresa, el fin de un emprendimiento—, Fundación Teletón en conjunto con ANATEL y ARCHI, resolvieron organizar una cruzada de solidaridad y unidad, como ante otras calamidades naturales.

Imagen foto_00000001

Convocados por Mario Kreutzberger, que por más de 40 años ha liderado y trabajado por la solidaridad y unidad de Chile, se tomó contacto con la Fundación Conecta Mayor, recientemente creada por la Universidad Católica de Chile, para ir en ayuda de los adultos mayores que viven abandonados y que en esta pandemia han sido uno de los sectores más vulnerables y afectados de nuestra Sociedad.

Gracias a una labor titánica emprendida por comunicadores, canales de televisión, equipo de producción de Teletón y sin duda el apoyo de empresas auspiciadoras, Chile puede estar orgulloso de haber vivido una más de esas jornadas épicas que quedan grabadas en la memoria.

Que pudo ser mejor, no cabe duda. Que se esperaba recaudar más, también. Que la situación económica de empresas y personas está muy debilitada como para organizar un evento de esta envergadura, es cierto. Que el ambiente está demasiado politizado y que existía el riesgo de ser utilizado por intereses particulares de grupos que apoyan una u otra postura en el plebiscito de octubre, obvio. Que habría detractores que criticarían por redes sociales esta iniciativa, evidente e inevitable. Que ha habido ya demasiadas campañas para pedir ayuda, a las empresas y a las personas de todo nivel o condición, efectivamente. Que hay demasiada gente sin trabajo como para salir a pedir dinero, es una dura realidad.

A pesar de todos esos argumentos en contra de esta iniciativa, fue posible hacerlo. Haber sacado adelante “Vamos Chilenos” y hacer de la solidaridad y la unidad una forma concreta de celebrar las Fiestas Patrias en Pandemia, ha sido una demostración de que Chile tiene energía y fuerzas para superarse frente a la adversidad. Había muchas más razones para no hacer una jornada como esta. Sin embargo, cuando se trata de ayudar a los demás y de pedir para ayudar; cuando se quiere hacer algo por el bien de otros que sufren más, y que necesitan de los que pueden más para salir adelante, no caben cálculos mezquinos.

No es valiente restarse ni tampoco “calcular” efectos o consecuencias de resultados adversos. Ese fue el espíritu que primó en todos y cada uno de los que se involucraron en esta causa. Ese fue el espíritu de cada una de las empresas y personas que estuvieron dispuestas a ser parte de esta obra, que se involucraron con su animación, que participaron con su talento, que aportaron con sus empresas, que donaron lo que cada uno pudo donar según su situación y condición. Eso fue lo que ocurrió en la noche mágica del sábado 19, que permitió a millones de chilenos dormir con más optimismo y esperanza en el futuro de la Patria, cuando la obra terminaba con una recaudación de casi $ 20 mil millones, que quedarían disponibles para ayudar y acompañar a varias decenas de miles de adultos mayores que hoy viven en vulnerabilidad y soledad. ¡Viva Chile!

Lo más leído

DF Multimedia