×
Ignacio Arteaga

El cambio que viene

Ignacio Arteaga Presidente Usec

Por: Ignacio Arteaga | Publicado: Martes 5 de junio de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Ignacio Arteaga

Ignacio Arteaga

El jueves recién pasado tuve la oportunidad de participar en un interesante seminario organizado en conjunto por la Facultad de Economía de la Universidad Católica, la Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC) y la Fundación de Egresados Ingeniería Comercial UC.
Fue una buena oportunidad para poner sobre la mesa un desafío que es muy relevante y urgente: re-validar y re-legitimar tanto el sistema económico de libertad de mercado, que surgió de esas mismas aulas hace muchas décadas atrás, como el rol de las empresas en la sociedad y su contribución a la dignidad de las personas y al bien común.

Imagen foto_00000003

Hoy, muchos empresarios vemos con preocupación que una parte de la ciudadanía ha perdido confianza en la actividad empresarial y reclama al Estado la satisfacción de sus múltiples necesidades. Esto ha sucedido, en parte, por visiones ideologizadas de quienes no creen en la libertad económica, pero también porque entre nosotros, los hombres y mujeres de empresa, a veces ha primado una visión de corto plazo centrada sólo en el eje de la rentabilidad (costo-beneficio). Esta visión la hemos visto reflejada de diversas maneras en nuestra economía y en determinadas prácticas de algunas empresas. Creímos que bastaba con que diéramos trabajo y que la línea final del balance de la empresa fuera positiva. Pero la verdad es que, si bien eso es muy necesario, no es suficiente. La sociedad nos pide mucho más.

Por ejemplo, debemos poner especial atención ya no sólo en dar trabajo, sino en procurar que ese trabajo sea digno, inclusivo y significativo, para que cada trabajador le encuentre un sentido trascendente a su actividad y pueda desarrollar sus talentos a la que pertenece. Otro ejemplo es no sólo ofrecer diversidad de productos y servicios para muchas personas, sino ocuparnos del modo en que acompañamos a nuestros clientes y atendemos a sus requerimientos después de la venta. ¡Cómo cambiaría la percepción hacia las empresas y hacia el sistema de libre mercado con un esfuerzo serio por mejorar la experiencia en los servicios post venta! La relación con el cliente empieza, no termina, con la venta.

El gran avance que significó para Chile la economía basada en la libertad debe ser completado con una renovada forma de comprender la función de la actividad empresarial en el tejido social. Y ése es el desafío de las nuevas generaciones de empresarios, ejecutivos y emprendedores. Tenemos que liderar una transformación económica 2.0 que consista en establecer una nueva forma de relacionarnos centrada en la dignidad de la persona, de modo que nuestras empresas se conviertan en una fuente de crecimiento integral, material y espiritual para todos nosotros.

Es ahora cuando tenemos que demostrar que nosotros, desde el mundo empresarial, somos la fuerza que mueve y transforma a Chile, porque no es cierto que nos mueva sólo el lucro (que es un medio legítimo, pero nunca un fin); porque creemos en la libertad y en la mayoría de edad de nuestros compatriotas; porque disfrutamos del trabajo en equipo; porque nos motivan los proyectos innovadores; porque nos sabemos responsables y colaboradores del bien común.
Queremos que la ciudadanía vea en el mundo empresarial y experimente en su relación diaria con las empresas, desde dentro y desde fuera (como trabajador, cliente, proveedor, vecino, etc.), miles de oportunidades para mejorar su situación económica y también para establecer relaciones sociales auténticas, cercanas, respetuosas, honestas, entusiastas. En fin, relaciones que enriquezcan la vida y nos ayuden a convertirnos en mejores personas.

Lo más leído

DF Videos