Columnistas

Impuestos digitales: ¡Justicia, por fin!

Claudio Barahona Partner en Alaya Capital

Por: Claudio Barahona | Publicado: Martes 16 de junio de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Claudio Barahona

Desde este mes comenzó a regir en Chile el decreto n.º 830 del Ministerio de Hacienda, que exige a los proveedores de servicios digitales el cobro de impuestos. Así como toda empresa paga impuestos al vender pan o vendiendo suscripciones de un gimnasio, también lo pagarán ahora las plataformas y servicios digitales de empresas extranjeras que no tenían presencia en Chile.

Imagen foto_00000002

Y es que hasta hace unos días, plataformas como Netflix o Spotify no pagaban impuestos por los servicios prestados a millones de usuarios chilenos. Ahora esto cambió y deberán pagar sus tributos como cualquier empresa que vende servicios en Chile, una nueva regulación que hace que nuestro país se actualice con respecto a lo que está pasando en este nuevo mundo hiperconectado. Además, y muy pocos hablan de esto, empareja la cancha para los emprendedores chilenos.

Cada vez hay más emprendedores chilenos que se aventuran a iniciar un negocio en el mundo digital, impulsando empresas conocidas como “startups” y que sueñan con crear tecnología innovadora desde Chile al mundo. Sin embargo, hasta antes de esta ley, partían inmediatamente un escalón más abajo que cualquier emprendedor extranjero. ¿Por qué? Super simple: al ser un negocio digital, puedes venderlo desde cualquier parte del mundo y para el usuario no hay ninguna diferencia si la empresa está asentada en Chile o en las Islas Caimán, ya que lo paga con tarjeta de crédito. Sin embargo, el emprendedor chileno tenía que pagar el IVA, mientras que el extranjero no. Con peras y manzanas: si uno de ellos crea un Netflix chileno, pagaba IVA, mientras que el Netflix norteamericano, no. ¿Injusto, verdad?

La discusión ha tenido un foco equivocado, donde hasta ahora se escuchaban voces alegando que “el Gobierno quiere subir los precios de Spotify o quiere poner barreras a los servicios digitales como Netflix”. El precio lo fija cada servicio y lo que se margina en el mundo digital en muchos casos es brutal, por lo cual cobrar el IVA no sólo es justo, sino que además traerá dinero fresco a las arcas fiscales. Pero sobre todo, representa un primer paso en actualizarnos con respecto a lo que está sucediendo en los ecosistemas digitales.

Según estimaciones del Ministerio de Hacienda, en el primer año se podrán recaudar más de US$ 240 millones, monto que sin duda subirá año tras año, ya que los negocios digitales solamente crecerán. No sería mala idea, incluso, destinar estos recursos frescos justamente a programas de apoyo a estos emprendedores nacionales que están innovando en servicios digitales de video, música o juegos digitales. La industria nacional de Capital Emprendedor o Programas de CORFO como Start-Up Chile, pueden justamente impulsar que cada vez exista más financiamiento para los emprendedores chilenos y así puedan competir de igual a igual con las grandes potencias extranjeras.

Lo más leído

DF Multimedia