Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

Columnistas

Impuestos, ¿única vía para financiar los programas de gobierno?

JUAN ALBERTO PIZARRO BAHAMONDES Director Ejecutivo Comisión Tributaria, Colegio de Contadores de Chile

Por: JUAN ALBERTO PIZARRO BAHAMONDES | Publicado: Miércoles 1 de diciembre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

JUAN ALBERTO PIZARRO BAHAMONDES

En momentos en que se discute el financiamiento de los programas de gobierno de los candidatos a la segunda vuelta, bien vale la pena dar una mirada a la eficiencia del gasto público y la recaudación fiscal efectiva. Aumentar los impuestos parece ser la primera solución que se propone para obtener mayores recursos hacia el Estado, no obstante, se deben tener a la vista los efectos nocivos en el crecimiento económico y competitividad del país de una mayor carga tributaria, como también los efectos positivos de ajustar el gasto público y tener impuestos competitivos, como lo demuestra Irlanda, que pasó de ser de los países más pobres de Europa a uno de los más ricos.

Imagen foto_00000001

En efecto, según el BID, a nivel del gasto público por ineficiencias Chile deja de percibir un no despreciable 1,8% del PIB, o cerca de 5.400 millones de dólares cada año; por otra parte, según la CEPAL, la evasión fiscal equivale a 4,2% del PIB, 12.600 millones de dólares; y por exenciones y regímenes tributarios especiales -lo que se conoce como gasto tributario-, el último informe del SII muestra que se dejan de percibir 2,26% del PIB, o 6.780 millones de dólares. Si sumamos la menor recaudación por ineficiencia en el gasto público, evasión y exenciones, nos arroja un 8,26% del PIB, que equivale en régimen a un 33% del presupuesto fiscal, casi tres reformas tributarias de Bachelet, muy cercano a la cifra de aumento de la carga impositiva que propone la candidatura del partido Comunista y Frente Amplio.

Con una mirada creativa a nuestro sistema tributario, reordenando las piezas y perseverando en eficiencia en el gasto público, se pueden obtener recursos importantes para el presupuesto fiscal, teniendo en consideración que una mayor carga fiscal no garantiza automáticamente mayores beneficios para los ciudadanos de un país. Por ejemplo, según el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, Cuba es el país con mayor carga fiscal en relación con el PIB en América Latina y el Caribe, con un 42% del PIB; Brasil y Argentina por su parte tienen ingresos tributarios del 33% y 28,6% del PIB, respectivamente.

Chile, en tanto, posee ingresos tributarios iguales a 20,7% del PIB. Sin embargo, si observamos el crecimiento real per cápita en América Latina en dólares a paridad de poder de compra, entre 1980 y 2020 en Chile fue del de 161,1%, mientras que en Brasil y Argentina solo de un 24,1% y 7,5%, respectivamente.

La invitación es a no perder de vista el objetivo principal de un país que aumenta el bienestar de la población, los impuestos no son un objetivo en sí, sino que siempre es un medio para lograr los objetivos de política pública. Como también debemos valorar la estabilidad, competitividad y simplicidad del sistema tributario para atraer inversión, base del crecimiento que un efecto multiplicador en la economía y entrega sostenibilidad al financiamiento del presupuesto público.

Lo más leído