×
Columnistas

IPOM | Paños fríos, por ahora

Felipe Jaque Economista Jefe de Grupo Security

Por: Felipe Jaque | Publicado: Jueves 6 de septiembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Felipe Jaque

En su Informe de Política Monetaria, el Banco Central actualizó su escenario macroeconómico ajustando al alza el crecimiento esperado para este año, mientras mantuvo relativamente estable la proyección para 2019-2020. En inflación corrigió al alza las proyecciones para el corto plazo, en parte respondiendo a la depreciación del tipo de cambio, mientras mantuvo su visión de una inflación en torno a la meta para el mediano plazo. Así, bajo su diagnóstico el panorama ha mejorado y considera necesario comenzar a retirar el estímulo monetario a corto plazo, tomando en cuenta que la actual tasa de 2,5% es bastante expansiva, muy por debajo de su estimación de tasa neutral (equilibrio a largo plazo) en el rango de 4%-4,5%, la que se alcanzaría en 2020.

Imagen foto_00000002

Dos puntos llaman la atención en su análisis: la mantención del ritmo de alza de tasas implícito en su escenario, en un entorno más incierto que hace tres meses; y el segundo, el espacio dedicado a los riesgos externos y las implicancias que podrían tener sobre la respuesta de política monetaria.

Respecto del primer punto, si bien el tono del informe puede parecer relativamente restrictivo, en parte lo es porque busca poner paños fríos a las turbulencias que están enfrentando América Latina y los mercados emergentes en general. El Banco Central parece querer anclar la necesidad de iniciar pronto las alzas de tasas al hecho que la política monetaria es lo suficientemente expansiva como para no querer correr muchos riesgos en caso que la situación se torne más compleja. En otras palabras, asigna baja probabilidad a tener que recortar tasas una vez que comenzó a subirlas. Parte de este riesgo se mitiga con alzas bastante pausadas (del orden de tres incrementos por año), lo que deja espacio para graduar la dosis en caso de ser necesario.

Un segundo aspecto es que, si bien no mueve su trayectoria central para la política monetaria, una sorpresa para los mercados, sí reconoce que los riesgos externos se han ido acumulando, aunque su materialización y efectos serían acotados para Chile por el momento. No obstante, mirado más cualitativamente, dedica a lo largo del informe bastante espacio a los posibles efectos de las tensiones comerciales, el andar de la economía China y sus medidas de respuesta al accionar reciente de EEUU, y el grado de vulnerabilidad que presenta nuestra economía a estos desarrollos. Es en este punto donde por ahora parece querer poner paños fríos, algo esperable de todas formas para la autoridad monetaria, reconociendo que a pesar de que el espectro de escenarios se ha ampliado, y hacia el lado negativo, no es obvio hacia dónde se moverá la economía global, considerando además que la economía local muestra mayor solidez y va agotando sus holguras.

Así, a una buena distancia de la tasa de política monetaria neutral y con una economía local dinámica, aunque bajo una fuerte cuota de incertidumbre externa, parece razonable pensar en que los riesgos de adelantarse con el inicio del retiro del estímulo son acotados. Sin embargo, estimamos que llegado el minuto de decidir un alza de tasas, la primera en mucho tiempo, el valor de esperar y ver el desarrollo de los riesgos habrá ganado terreno, tanto los provenientes de la región (contagio financiero) como de China (impacto directo).

Lo más leído

DF Videos