×
Javier Zabala

Llegó la Inteligencia Aumentada, señores

Javier Zabala Luminis Consejeros

Por: Javier Zabala | Publicado: Miércoles 28 de noviembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Javier Zabala

Javier Zabala

Alzándose por encima de tantos temas contingentes, cientos de personas encontraron tiempo para escuchar y exponer nuevas tendencias en el más reciente Puerto de Ideas de Valparaíso. Allí, un tema prominente y repetido fue cómo las máquinas inteligentes están revolucionando cada aspecto de nuestras vidas.

Los más pesimistas expresaron que la inteligencia artificial (IA) es enemiga de los trabajadores, porque reduce puestos de trabajo vía aumentos de productividad. Sin embargo, un reciente estudio global de Accenture indica que las empresas que realmente son de punta ya pasaron ese estadio de evolución y hoy utilizan lo que llaman “inteligencia aplicada” para aumentar en 10% sus empleos y 38% sus ventas, usando la inteligencia artificial en forma más innovadora que la competencia.

Imagen foto_00000002

En industrias como la hotelera o la supermercadista, las empresas de punta logran que los humanos y las máquinas trabajen juntos para desarrollar experiencias de cliente diferenciadas, y para crear productos, servicios y mercados completamente nuevos. En la industria de la salud está el caso de un equipo de patólogos de Harvard que recientemente creó una técnica basada en la IA para identificar las células de cáncer de mama con mayor precisión. La mirada estándar indicaba que los radiólogos tenían una precisión de diagnóstico de 96%, pero que las máquinas ya los estaban alcanzando, logrando una precisión de 92%, con riesgo de reemplazarlos en poco tiempo. La mayor sorpresa se produjo cuando los humanos y la IA combinaron sus fuerzas, pues juntos identificaron con precisión el 99.5% de las biopsias cancerosas. Con casi 1.7 millones de nuevos casos de cáncer de mama diagnosticados a nivel mundial cada año, esto se traduce en que cien mil mujeres adicionales podrían recibir diagnósticos precisos gracias a esta combinación de inteligencia humana y máquinas.

El estudio resalta que este tipo de éxito depende de que las personas interactúen continuamente con la IA, en este caso entrenándola y reentrenándola en su precisión para identificar el tipo correcto de célula cancerosa. A medida que los sistemas de este tipo se vuelvan más inteligentes, ofrecerán proactivamente ideas que les permitirán a los médicos emitir juicios mucho más informados y ofrecer tratamientos más específicos.

El reporte invita a aprender una lección de la historia, y es que la innovación que significó el Ford Modelo T, junto con remplazar la mano de obra dependiente de los caballos con más empleo del tipo manufacturero, también inició una era de movilidad personal que sustentó en buena parte el crecimiento económico y laboral del siglo XX, abriendo el camino a nuevas industrias y mercados.

En conclusión, la IA tendrá un impacto similar en el empleo y el trabajo, pero su velocidad de expansión no tendrá comparación previa y, por tanto, sólo podrán capturar esta inteligencia aumentada y aplicada los líderes empresariales más vanguardistas y preparados.

Lo más leído

DF Videos