×
Jorge Hermann

La DC y la agenda económica de la Nueva Mayoría

Jorge Hermann Director Hermann Consultores

Por: Jorge Hermann | Publicado: Jueves 4 de mayo de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Jorge Hermann

Jorge Hermann

La Nueva Mayoría se quebró después que la Democracia Cristiana (DC) decidiera competir en la primera vuelta presidencial y que el Partido Socialista (PS) le diera la espalda a Ricardo Lagos, por un candidato sin contenido que sólo marcaba en las encuestas. Ambos hechos eran impensados un año atrás y son el reflejo de la profunda crisis de identidad que vive hoy la coalición gobernante, con un 13% de aprobación.

La principal razón del quiebre es el perjuicio que le generó a sus miembros -especialmente a la DC- la famosa retroexcavadora reformista y la lógica fundacional de avanzar con escaso diálogo como aconteció con la reforma tributaria, laboral y educacional, las que cuentan con un 60% de desaprobación.

La consecuencia principal de este rompimiento dentro de la coalición de gobierno es que la DC podría volver a su rol histórico de ser un partido de centro, que busca acuerdos políticos por el bien común del país. Prueba de ello, es el giro comunicacional que dio su candidata presidencial, Carolina Goic, al señalar en una entrevista que “los ideologismos tanto de izquierda como de derecha están agotados” y “necesitamos recuperar la sensatez y capacidad de diálogo”.

El resultado práctico de este giro hacia el centro será un programa económico de la candidata DC más moderado que aquellos de sus contrincantes Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez, en el que exista respeto por la iniciativa privada del libre emprendimiento bajo reglas claras del Estado, sin demonizar al sector empresarial creador de empleos. Dado que la DC necesita destacar una identidad y énfasis programático propio, se desmarcará de la agenda económica del gobierno, lo que dificultará su tramitación en el Congreso.

Por ejemplo, los proyectos de ley que generan ruidos regulatorios y que deben ser revisados son: i) la reforma al Sernac con atribuciones excesivas sobre fiscalizar, mediar, multar, interpretar y normar; ii) reforma al Código de Aguas que atenta contra el derecho de propiedad; iii) normativa de los servicios sanitarios que cambia las reglas del juego; iv) agenda laboral oculta (subcontratación, polifuncionalidad y contratos por obra) que rigidiza el mercado laboral; v) transparencia del mercado del suelo con un particular y discrecional impuesto a la plusvalía; vi) fondo de infraestructura que opere sólo entregando garantías sin invertir en obras físicas; entre otros proyectos.

Por lo tanto, resulta evidente el desmarque de la DC de la agenda económica de la Nueva Mayoría ante el inusual escenario presidencial que enfrenta, lo que la obligará a enfatizar un programa de gobierno que sea una alternativa real para gente moderada y permitirá a dicha colectividad dejar de ser una mera comparsa de la retroexcavadora reformista de la Nueva Mayoría en lo que resta de los nueve meses legislativos en el Congreso.

Lo más leído

DF Videos