×
Jorge Hermann

La debilucha paciencia

Jorge Hermann Director Hermann Consultores

Por: Jorge Hermann | Publicado: Martes 14 de agosto de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Jorge Hermann

Jorge Hermann

Agitado fue el comienzo de agosto en lo económico. Por una parte, la actividad creció un 5,2% en el segundo trimestre —el mayor incremento en seis años—, la inflación se ubicó en 2,7% anual y la inversión extranjera aumentó un 206% en el primer semestre. Por otra parte, la tasa de desempleo subió desde un 7,0% a 7,2% en un año y el informe de expectativas del Banco Central señaló que las empresas no tienen grandes proyectos de inversión en carpeta y el empleo se encuentra estancado.

Imagen foto_00000002

Variadas fueron las reacciones. El equipo económico del gobierno celebró con mesura, algunos economistas pidieron reformas para que perdure el crecimiento, los gremios empresariales solicitaron revisar las reformas del pasado antes de incitarlos a invertir y la ex Presidenta Bachelet dijo que la economía está “debilucha”.

Un aspecto interesante es que, a pesar de las cifras económicas excepcionales, las expectativas de los consumidores y empresarios se han desinflado y la aprobación presidencial ha decaído en el último tiempo. La explicación es que existía un exagerado anhelo de que el gobierno corregiría las reformas pasadas (laboral, tributaria y educación) con inmediatez, pero el escenario externo se enrareció con la guerra comercial de EE.UU. y el trabajo legislativo se ha complicado en un Congreso con minoría y, en especial, una oposición disgregada.

Lo que sucede es que debilucha es la paciencia de varios actores económicos, que pretenden al mismo tiempo una resolución expedita de las malas reformas del gobierno anterior y la elaboración de nuevas medidas pro crecimiento. Para vigorizar la paciencia, las reformas microeconómicas son claves, porque apuntalan la alicaída productividad e impulsan la inversión.

Al respecto, el Ministerio de Economía ha implementado atractivas iniciativas como la oficina de gestión de inversiones que busca coordinar y acelerar los trámites con los servicios públicos, el proyecto de ley pro inversión que elimina trabas regulatorias e inyecta eficiencia al Estado, y la agenda de productividad anunciada recientemente.

En particular, esta agenda crea la oficina de productividad para implementar mejoras regulatorias con 380 medidas recopiladas a la fecha. Además, se enviará al Congreso un proyecto de ley con 12 propuestas, dentro de las cuales destacan: i) crear coherencia regulatoria dentro del Estado; ii) generar ahorro de costos al consolidar la demanda de las instituciones en ChileCompra; iii) desburocratizar el procedimiento concursal de reorganización para Pymes; iv) facilitar la instalación de antenas de telecomunicaciones para el futuro desarrollo de la tecnología 5G; y v) implementar el domicilio electrónico para varios procedimientos administrativos.

Por lo tanto, lo que Chile necesita son reformas microeconómicas como las implementadas por el Ministerio de Economía, que buscan sostener el crecimiento económico por medio de la inversión y la productividad, fomentar la libertad de emprender y promover un clima de negocios estable en el país.

Lo más leído

DF Videos