×
José Antonio Viera-Gallo

Argentina y Chile hacia el futuro

José Antonio Viera-Gallo Embajador de Chile en Argentina

Por: José Antonio Viera-Gallo | Publicado: Martes 23 de mayo de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
José Antonio Viera-Gallo

José Antonio Viera-Gallo

Mientras América Latina mira con preocupación el desarrollo de la crisis en Venezuela y el impacto de las nuevas acusaciones de corrupción en Brasil, las relaciones entre Argentina y Chile se proyectan al futuro. Como prueba de su positivo desarrollo, están en curso las negociaciones para actualizar el acuerdo de complementación económica y libre comercio entre ambos países (el ACE 35 y sus protocolos adicionales), que tiene ya 20 años de vigencia.

Pese a que ambos países pertenecen a esquemas de integración diferentes –el Mercosur y la Alianza del Pacífico–, están buscando un entendimiento de última generación para complementar sus economías. El nuevo acuerdo debería comprender materias no reguladas hasta ahora como comercio electrónico, servicios, compras públicas, facilitación de comercio, pymes, temas laborales y ambientales, estándares fitosanitarios, entre otras. Su pronta conclusión debería marcar un punto de inflexión, favoreciendo el alicaído comercio bilateral.

Existe un desajuste entre la coincidencia de política exterior entre los dos gobiernos, y el estancamiento de los vínculos económicos y comerciales. Las organizaciones empresariales de ambos lados de la cordillera han desplegado diversas iniciativas para revitalizarlos.

Conocida es la importancia que Argentina atribuye a sus vínculos con el Asia. Así quedó de manifiesto con su incorporación como país observador de la Alianza del Pacífico. Recientemente M. Macri y M. Bachelet fueron los dos únicos mandatarios latinoamericanos presentes en la cumbre de jefes de Estado en Beijing. Argentina suscribió acuerdos de inversión con China por US$ 17.000 millones para construir dos nuevas centrales nucleares, un proyecto de energía solar en Jujui, revitalizar el tren Buenos Aires-Mendoza y llevar a cabo dos centrales hidroeléctricas en el sur en la provincia de Santa Cruz. Con Japón Macri también llego a acuerdos de inversión, en especial en plantas de automóviles.

La salida natural de la producción argentina del interior es a través de Chile. En cada viaje a las provincias limítrofes y las adyacentes, puedo constatar su interés en mejorar los pasos cordilleranos. A fines de este mes se debe hacer la preselección de empresas para la construcción del túnel de Agua Negra que unirá San Juan con Coquimbo, pronto se anunciará una inversión de más de US$ 1000 millones en el Paso Cristo Redentor y se llamará a licitación el estudio de ingeniería del túnel Las Leñas, que unirá el sur de Mendoza con Rancagua. A ello se suman las mejoras en curso en otros pasos privilegiados y la marcha del tren de carga entre Salta y Antofagasta y Mejillones.

También se han multiplicado los vuelos que unen a las regiones de ambos países: Ushuaia-Punta Arenas, Neuquén-Temuco, Rosario y Córdoba-Santiago, Salta-Iquique, etc. El flujo de pasajeros se ha incrementado notablemente, no sólo motivado por las compras sino que también por una búsqueda de proyección común hacia nuevos mercados. Empresas medianas y pequeñas argentinas se han instalado en Chile y aumenta la inversión chilena al otro lado de la cordillera, al amparo del acuerdo que evita la doble tributación.

La interconexión energética es otra prueba de un cambio de rumbo. Chile hoy vende gas licuado a Argentina para cubrir sus necesidades en invierno, y también energía eléctrica en el norte, que debería aumentar cuando se conecten el sistema del norte con el resto del país. En un futuro cercano, cuando entre en explotación regular Vaca Muerta, será Argentina la que vuelva a suministrar energía a Chile.

El entendimiento entre ambos países se da también en el plano estratégico militar, en la política antártica, en la defensa del medio ambiente y la política de seguridad, y se proyecta hacia un acercamiento entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico y una actualización de UNASUR. Argentina, además, ha invitado a Chile a participar en el encuentro del G20 el próximo año en Buenos Aires. Con razón un reciente documento de trabajo suscrito por senadores de distintos partidos políticos señala, precisamente, la importancia estratégica de un entendimiento estable entre ambos países.

Lo más leído