×
José Manuel Silva

¿A Ricitos de Oro se le apareció el oso?

José Manuel Silva Director de inversiones de LarrainVial Asset Management

Por: José Manuel Silva | Publicado: Miércoles 2 de mayo de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
José Manuel Silva

José Manuel Silva

En el cuento de Ricitos de Oro (goldilocks), su vida se torna compleja cuando los osos vuelven a su casa y se dan cuenta que alguien les había comido la avena. Ahí ricitos huye despavorida ante la irrupción de los tres miembros de la familia oso. Durante 2017, los mercados gozaron de un escenario tipo Ricitos de Oro: crecimiento global sincronizado y acelerándose, baja inflación, tasas de interés bajas, sorpresas de crecimiento en China, monedas relativamente estables, impuestos bajando en la primera economía global.

Sin embargo, hacia fines de 2017 e inicios de 2018, a Ricitos se le aparecen por lo menos dos osos: el del alza de la tasa de interés en EEUU y el de la incertidumbre proteccionista. ¿Cabe entonces huir del riesgo como lo hizo Ricitos en el cuento?

Tengo la sensación de que el oso proteccionista es más benigno de lo que el mercado piensa. El presidente Trump está jugando un póker pre electoral. Para él es clave mantener la mayoría en ambas cámaras luego de la elección “mid term” de este año en noviembre. Por lo tanto, debe reencantar a esas bases que votaron por él bajo el lema “America first”. Para ello requiere la amenaza proteccionista, que si le da resultado y China cede en algo, le permitirá ganar un gran punto. Muchos reconocen que la relación comercial chino-americana no es simétrica, siendo la primera más proteccionista que la segunda. Por otro lado, Trump sabe que no puede empujar tanto como para generar una fuerte caída en los mercados y una desaceleración económica. Se moverá en esta delgada línea, pero creo evitará ir más allá de cierto nivel de presión a China.

El oso más peligroso es el de las tasas de interés. Por casi 10 años el mundo se ha acostumbrado a vivir con tasas de interés nominales en cero y reales negativas (en la mayoría de los países desarrollados). A fines de 2017 y comienzos de este año, el FED confirmó su deseo de normalizar más rápidamente la política monetaria post crisis financiera, disminuyendo su stock de activos financieros y subiendo la tasa de instancia. Probablemente ha influido en sus miembros la evidente reactivación de la economía norteamericana unida a la agresiva política fiscal del presidente Trump, quien bajó los impuestos y aumentó el gasto. Con ello, se espera que la economía norteamericana acelere su crecimiento con un déficit fiscal gigante (que debe financiarse) y un déficit de cuenta corriente creciente.

Esto obligará al FED a perseverar en su normalización. Las tasas de interés han respondido a esta expectativa incrementandose sustancialmente la tasa del bono de gobierno a 2 años y haciendo que el de 10 años alcance el nivel de 3% por primera vez en cuatro años. El mercado de la Libor también comienza a mostrar cierto estrés. Como señaló alguna vez Warren Buffett, “cuando baja la marea se puede ver quien se bañaba desnudo”. La tasas bajas indujeron probablemente a muchos a la desnudez. Ahora que la marea se retira comenzarán a surgir los problemas.

Es probable que Ricitos todavía pueda comer algo de avena, pero debe preparar la huída. Más osos llegarán. Es el momento de comenzar a bajar riesgo de las carteras de inversión y posicionarlas hacia escenarios de mayor volatilidad. El período mayo-septiembre va a ser desafiante.

Lo más leído

DF Videos