Juan Emilio Cheyre

2016, hechos portadores de futuro

Director Centro de Estudios Internacionales UC

Por: Juan Emilio Cheyre | Publicado: Martes 12 de enero de 2016 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Juan Emilio Cheyre

Juan Emilio Cheyre

La prospectiva tiene entre los antecedentes más importantes para llegar a definir escenarios la identificación de los hechos portadores de futuro. Se trata de establecer circunstancias, acontecimientos, eventos que, en un determinado lapso, se van a producir y cuyo efecto incidirá en la situación que nos encontramos estudiando.

Al momento de identificarlos no sabemos el resultado o rumbo que cada uno tendrá. De lo que si estaremos ciertos es que cada hecho, dependiendo como llegue a resolverse, va a tener un efecto distinto que influirá en forma diferente en la situación que nos interesa analizar.

Hemos empezado a caminar en el año 2016. En Chile aspiramos como objetivos, entre otros, tasas de crecimiento mayores que permitan enfrentar la solución de problemas como la pobreza y la desigualdad; anhelamos fortalecer nuestros vínculos vecinales y lograr el respeto a nuestros tratados en forma tal de transitar a procesos de integración más profundos; esperamos que en la región se fortalezca la democracia y el respeto a los derechos humanos en países donde ello esta en niveles muy bajos; estamos llamados en lo interno a reconstruir confianzas y fortalecer las instituciones. En la lista de objetivos también deseamos vivir en un mundo en paz donde las migraciones masivas, la violencia en países árabes, el enfrentamiento en el Medio Oriente y la crisis económica a nivel mundial son fenómenos aún no resueltos que esperamos tomen un camino de solución.

Para visualizar los escenarios posibles que incidirán en el logro de esos y otros objetivos servirá hacer un seguimiento a algunos hechos portadores de futuro. Las elecciones del Perú en abril que marcarán el término del gobierno del presidente Ollanta Humala en julio y los resultados del Referéndum que definirá si Evo Morales pueda reelegirse hasta el 2025 incidirán en el rumbo que tomen nuestras relaciones vecinales. El reemplazo del Presidente Obama con elecciones en noviembre tendrá efectos en la política global y en el seguimiento del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos. La forma como se vaya desarrollando la política del Presidente Mauricio Macri en Argentina y el ritmo que adquiera el control del parlamento por la oposición en Venezuela tendrán efecto en la región y abrirán espacios para Chile en escenarios que llevarán a definiciones. La posible firma del acuerdo de paz en Colombia de producirse marcará un cambio con respecto a 50 años de enfrentamiento.

No solo los acontecimientos políticos marcan hechos portadores de futuro. La forma cómo avance el combate al EI irradiará o controlará la amenaza global proveniente de esa fuerza y el desenlace del enfrentamiento por el control geopolítico en la región ya sea de Irán o Arabia Saudita generará efectos en el precio del petróleo y la política mundial. Para nuestra economía tiene mucha importancia la forma cómo China supere o no logre resolver lo que fue calificado como terremoto bursátil hace una semana.

La lista de hechos portadores de futuro puede extenderse mucho más. Lo que quiere resaltarse es que en la definición de los escenarios que puede enfrentar Chile es importante identificarlos, darle seguimiento y a partir de allí establecer escenarios para actuar en forma anticipada. Hacerlo permite paliar los efectos negativos y aprovechar los espacios para actuar en los nichos de oportunidad que pueden abrirse. Un trabajo de este tipo resulta vital para definir estrategias a nivel país, empresas e instituciones.

Lo más leído

DF Multimedia