×
Columnistas

La automatización y los Mundiales del futuro

Nicolás Garrido Director del Departamento de Economía UDP

Por: Nicolás Garrido | Publicado: Viernes 3 de enero de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Nicolás Garrido

La pregunta de cuánto trabajo sustituirá la automatización tensiona dos posiciones: por un lado, existe el miedo que las máquinas reemplazarán a personas y eliminarán puestos de trabajo; por el otro, la historia nos dice que se generará mucho más empleo del que hay. Esta columna es optimista.

Imagen foto_00000002

El Mundial de Fútbol Femenino es un gran ejemplo de nuevas fuentes de trabajo que está generando la revolución tecnológica y que irán en aumento. En breve tendremos una gran cantidad de espectáculos de entretenimiento para cada segmento social, y aunque cada vez trabajemos menos fabricando cosas y atendiendo personas en tareas rutinarias, seguramente nuestro trabajo -y por el que estaremos muy bien pagados- será crear nuevos servicios, trabajar al alero de alguna fuente de entretenimiento o asistir a personas en ese sector.

Un ejemplo: cuando un banco automatiza su servicio de atención al cliente y ahorra costos, los accionistas ganan más dinero y pueden gastar más. Un emprendedor que lo note puede promover el Mundial de Fútbol Femenino a fin de capturar el excedente del accionista. Para construir la oferta de nuevos servicios del evento, necesita contratar personas, y seguramente terminará contratando a quien la automatización dejó sin trabajo en el banco. ¿Parece que el círculo se cierra? No. Porque la historia se repite. Alguien automatizará parte del Mundial de Fútbol Femenino, y generará excedentes que alguien se encargará de capturar para generar más puestos de trabajo. Entender esta dinámica es muy importante para comprender por qué la mejora de productividad que genera la automatización puede producir más puestos de trabajo.

Esta dinámica muestra tres fenómenos importantes de destacar. Primero, parece que los que se benefician siempre son los accionistas, porque siempre son ellos quienes más tienen, pero esto no es tan evidente: el que denominé emprendedor puede ser un asalariado que se beneficiará ampliamente con los ingresos generados. Esto se conoce como movilidad del ingreso.

Segundo, si la competencia se mantiene, la automatización al inicio genera ingresos adicionales para el accionista, pero con el tiempo el precio del servicio bancario se reduce, el beneficio del accionista vuelve a la normalidad y todos los asalariados se benefician notablemente, porque muchas más personas pueden acceder a los servicios bancarios.

Tercero, la transición para el trabajador -que va de atender en un banco a ser parte de una cadena de valor que provee entretenimiento- es más lenta de lo deseado, y necesitamos un Estado inteligente para ayudar en esa transición.

Pero también están creciendo los mundiales de actividades nuevas, como Fortnite, un videojuego cuyo torneo global este año pagó US$ 30 millones de premios. Mientras usted lee este artículo, sus hijos podrían estar entrenándose para competir por US$ 1 millón en un juego que desconocíamos. Y por cada millón de dólares que ganen, recuerde que muchos puestos de trabajos se crearon para que el Mundial funcione, y para inventar otros nuevos.

Lo más leído