Columnistas

La dicotomía entre dar importancia y no avanzar en la transformación digital

Rosario Castro Benavente, gerenta de Transformación, #SoyPromociona

Por: Rosario Castro Benavente. | Publicado: Viernes 23 de octubre de 2020 a las 11:48 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Rosario Castro Benavente.

Gran parte de mi vida profesional la he dedicado a la transformación de los negocios. Y, en estos últimos meses, producto de la pandemia que nos está afectando a todos, esa urgencia de cambio se ha acelerado más que nunca, sobre todo en la industria financiera, la cual ha debido cumplir en esta crisis un rol primario, ante la necesidad de las personas de hacer sus trámites más que nunca de forma virtual y de contar con apoyo financiero para enfrentar este difícil momento económico.

En ese contexto, en las diferentes conversaciones que he tenido con ejecutivos de la industria, muchos me comentan que si hubieran sabido que vendría la pandemia habrían invertido con anterioridad, para ser más digitales, impulsados por los datos, estar más en la nube, con una estructura de costos variable, un comercio electrónico más desarrollado, con un nivel de automatización más elevado; con una cultura del trabajo remoto, un uso más amplio de herramientas de colaboración y una tecnología más moderna, rápida y con mayor seguridad.

Los conceptos de Transformación Digital ya son conocidos por todos, pero ¿qué hacer distinto?, desde mi punto de vista, lo que se requiere es tomar medidas concretas para avanzar, ya no podemos esperar más.

El mundo que viene post pandemia no será el mismo que había antes del Covid-19. Miles de millones de personas en todo el mundo cambiaron su comportamiento producto del confinamiento, con profundas y duraderas implicaciones para los negocios. Las empresas no pueden enfocarse exclusivamente en reducir los costos, sino que deben acelerar a nuevos niveles de rendimiento digital para satisfacer las nuevas expectativas de los clientes, y enfocarse en nuevas oportunidades de crecimiento y modelos de negocio. Para esto deben ser capaces de adaptarse con agilidad a un mundo que estará en constante cambio e invertir y adoptar inteligencia artificial cross empresa capaz de responder a un servicio que será mucho más remoto que lo que nos imaginábamos tiempo atrás, donde por ejemplo asistentes virtuales poco sofisticados no alcanzan para cumplir las expectativas de los consumidores.

La digitalización de la industria financiera ya no es un diferenciador, es un desde. Es la única forma en que la industria financiera podrá entregar los productos y servicios que exige el consumidor actual: basado en la interacción constante a través de diferentes canales, personalizados e innovadores. Para ello, la dicotomía de asignar importancia a la transformación digital, pero no avanzar con la velocidad necesaria debe desaparecer. El momento de actuar es ahora.

Lo más leído

DF Multimedia