×
Columnistas

La encrucijada del e-commerce y los centros comerciales

Alan Meyer Director General de Mercado Libre

Por: Alan Meyer | Publicado: Miércoles 27 de febrero de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Alan Meyer

Demoledoras son las cifras que hablan de una caída de 8% en las ventas promedio de las tiendas ubicadas en los principales centros comerciales del país. En el mundo se habla apocalípticamente sobre el futuro de los malls, entre otras razones, por la irrupción del e-commerce.

Lo cierto es que este formato de comercio está aún lejos de su extinción. Pero sí veremos una transformación disruptiva en lo que se construya dentro de los centros comerciales, evolución que ya lleva años ocurriendo silenciosamente.

Imagen foto_00000002

Las personas valoran más que nunca su tiempo. Prefieren que los productos y servicios vengan a ellos. Hoy con un par de clicks se puede tener el supermercado, un producto y hasta la farmacia en casa, sin pagar un peso extra que en la tienda. No es descabellado pensar que el producto puede estar en tu casa en menos tiempo del que te demorarías si lo fueras a comprar por ti mismo. Es el mundo de la comodidad inmediata, en el retail digital, donde se resuelven nuestros problemas para que tengamos más tiempo disponible.

¿Qué pasará con todos esos metros construidos con tiendas generales y de especialidad? La primera respuesta pareciera ser abrir puntos de retiro en sucursal. Pero esta estrategia no es escalable a largo plazo. Viendo la tendencia, llegará un punto en que serán tantos los retiros (el eCommerce recién representa un 5%-6% de lo que se vende en Chile), que el espacio para vender productos no logrará rentabilizar todo el volumen de tienda consagrado al retiro en sucursal. Basta ver el modelo en EE.UU.: Las tiendas sólo cuentan con pequeños mesones para retirar y los ubican fuera de las tiendas para buscar lo contrario a lo que parecieran intentar en Chile: que el consumidor gaste el menor tiempo posible en su visita.

Como consumidores nos gusta ver y tocar los productos antes de tenerlos. Eso no implica que debamos ir a una tienda antes de comprarlos. Ya es posible comprar algo, descubrirlo en casa, y devolverlo si no era lo que esperábamos. A una buena parte nos seguirá gustando la experiencia de descubrir físicamente antes de pagar. Por ello, en los próximos años las tiendas se transformarán en “Centros de Experiencia”, enfocados en la interacción con los productos. Tiendas de menor tamaño, atendidas por expertos y no vendedores, cuyos dueños serán las marcas y no los distribuidores, al ser ellos quienes están mejor preparados para el nuevo propósito de los metros físicos. Los malls tendrán más entretención y servicios. Reemplazarán grandes tiendas por varias más pequeñas y específicas, y habilitarán espacios para pedir y retirar productos. Dado el foco de agregar valor en ese espacio físico, está por verse cómo se resolverá la tensión entre dueños de las marcas, distribuidores y un consumidor final cada vez más exigente.

Lo que está claro es que el canal digital jugará un papel fundamental en el comercio de los próximos años, y los centros comerciales tendrán que atravesar una adaptación acelerada o una desaparición anticipada.

Lo más leído

DF Videos