Columnistas

La importancia de un internet seguro

Por: Sandra Guazzotti, vicepresidenta de Oracle de Latinoamérica y presidenta de Amcham | Publicado: Miércoles 19 de febrero de 2020 a las 11:10 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Sandra Guazzotti, vicepresidenta de Oracle de Latinoamérica y presidenta de Amcham

Comenzó una nueva década y ya estamos en el segundo mes del año. Da la sensación que el tiempo avanza cada vez más rápido, así como la forma en que evolucionan las tecnologías que a diario están teniendo mejoras que amplían las oportunidades de aprendizaje, de innovación o de hacer negocios, entre otras. Estamos inmersos en un sistema en que internet nos brinda posibilidades infinitas, donde podemos acceder a información como nunca, pero que lamentablemente a veces trae riesgos, en una red donde los límites no existen.

En febrero de cada año, se celebra el Día Internacional de la Internet Segura, fecha impulsada por la red Insafe, que con el apoyo de la Unión Europea busca promover un uso correcto y seguro de esta red, especialmente el que le dan los usuarios más vulnerables, como son los niños y jóvenes. En Chile hemos sido testigos de casos de ciberbullying con resultados lamentables y cada día aparecen nuevas aplicaciones que nuestros hijos manejan desde pequeños y nosotros no entendemos.

Preocupantes cifras entrega Kids Online Chile de la Universidad Católica de Valparaíso: un 47% de niños y niñas reconocen haber agregado a desconocidos en sus redes sociales y un 59% declara que sus padres no les ponen restricciones en el uso de internet. Más angustiante aún es que un 42% de los niños y niñas que han tenido malas experiencias en esta red no han buscado apoyo. Ante esta realidad, cada vez se hace más imperativo el control parental para tener un mayor conocimiento sobre los datos que están dejando sus hijos en internet.

Sin embargo, no solo los más vulnerables están expuestos, sino también empresas y gobiernos.
A medida que prolifera la potencia informática, el panorama de amenazas cibernéticas aumenta en tamaño y complejidad, superando rápidamente las prácticas actuales de gestión de riesgos. Las naciones y los delincuentes organizados están utilizando nuevos enfoques para librar una guerra altamente sofisticada. Como resultado, los equipos de seguridad de las organizaciones de todos los tamaños luchan por mantenerse al día con la sobrecarga de datos y los ataques cibernéticos. Los ciberataques son el crimen organizado del siglo XXI, según cifras de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, y según Cybersecurity Versions, se estima que este tipo de delitos tendrá un costo para la economía global de 6.000 millones de dólares anuales para 2021, transformándose una de las mayores amenazas para las compañías.

Asegurar los sistemas de TI no es una tarea fácil, y después de años de inversión y experiencia, las empresas luchan por practicar de manera consistente incluso la ciber-higiene básica. Los atacantes solo deben encontrar una debilidad una vez, mientras que los defensores deben asegurarse de que su equipo no se equivoque ni siquiera una sola vez. Las probabilidades de alcanzar la perfección no mejoran a menos que las empresas adopten nuevos enfoques.

Uno de estos enfoques puede ser utilizar una nube de segunda generación, que utiliza inteligencia artificial y aprendizaje automático para reconocer actividades inusuales, como cuando un usuario cambia inesperadamente permisos o configuraciones.
Cada vez son más las compañías que están adoptando tecnologías de ciberseguridad que son continuas, adaptativas, en tiempo real e inteligentes. En el mundo actual, donde los datos son el motor de la economía, se hace clave velar por ellos.

 

Lo más leído

DF Multimedia