Columnistas

La oportunidad de US$ 13 mil millones para Chile

Nicolás Goldstein Presidente Ejecutivo de Accenture Chile

Por: Nicolás Goldstein | Publicado: Jueves 25 de junio de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Nicolás Goldstein

Chile tiene hoy una gran oportunidad: US$ 13 mil millones en crecimiento acumulado del PIB para los próximos diez años. La fórmula para captar esa oportunidad es desafiante y a la vez urgente: el sector privado y público, en conjunto con el mundo académico, deben impulsar la inversión en nuevas tecnologías y la preparación de las personas en las habilidades que serán necesarias para mantenerse competitivos en la nueva era post digital.

Imagen foto_00000004

Esa es la principal conclusión del estudio que desarrollamos en Accenture junto con País Digital: el Futuro del Trabajo en Chile. De acuerdo con este reporte, esta necesidad se hace aún más urgente al considerar que los actuales sistemas educativos y de capacitación corporativa en Chile no están equipados para enfrentar la inminente revolución en la demanda de habilidades. No avanzar ahora puede traer consecuencias importantes. De acuerdo con el estudio, 38% de los trabajos en Chile podría ser automatizado en caso de no acelerar la capacitación en los nuevos roles y habilidades para poder trabajar con las nuevas tecnologías.

Pero ¿cuáles son las habilidades en las que se deben preparar las personas para mantenerse vigentes en un futuro mercado laboral donde máquinas y humanos trabajarán en conjunto? Principalmente, las habilidades que son puramente humanas, por ejemplo, la creatividad, la capacidad de negociación, la percepción social y persuasión.

Y, en ese contexto, surge la pregunta que muchos nos hacemos: ¿Las máquinas reemplazarán a los humanos? La respuesta es que en algunos roles más mecánicos sí. Pero las máquinas potenciarán también los talentos humanos y las personas trabajarán en conjunto con las máquinas para lograr una mayor productividad. En Chile, un 51% del tiempo de las ocupaciones podría ser potenciado por las tecnologías inteligentes. Esto significa que éstas les permitirán desarrollar sus labores de forma más efectiva y con mayor calidad.

Como dije al principio de la columna, en este contexto, la preparación de las personas es urgente y para ello se debe dar un fuerte impulso al aprendizaje empírico. Por su misma naturaleza, las habilidades recién expuestas se adquieren a través de la práctica y la experiencia, generalmente durante largos períodos de tiempo. En la actualidad, las nuevas tecnologías están haciendo que estas soluciones empíricas sean aún más cautivantes, personalizadas, accesibles y relevantes para el trabajo futuro. Un ejemplo es lo que está ocurriendo con la Realidad Virtual, que permite a los alumnos interactuar con situaciones muy cercanas a la realidad.

Para tener un efecto real y capturar los US$ 13 mil millones de oportunidad para Chile, la preparación de las personas debe comenzar ahora, partiendo desde el principio, con nuestros niños. Pero así también, entregando las herramientas necesarias a las personas más vulnerables del país, para que todos puedan ser parte activa de la nueva era post digital.

Lo más leído

DF Multimedia