×
Columnistas

La relación entre empresa tradicional y emprendimiento

Luis Hernán Paúl F. Asesor y Director de Empresas

Por: Luis Hernán Paúl F. | Publicado: Martes 28 de mayo de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Luis Hernán Paúl F.

Tengo la impresión de que las empresas tradicionales en Chile, si quieren continuar desarrollándose y renovándose, van a requerir poner especial atención no sólo en los esfuerzos que desarrollen a nivel interno, sino que también en la relación que pueden establecer con emprendimientos con los cuales pueden complementarse de alguna forma. Esta estrategia ha demostrado ser altamente efectiva en el extranjero no sólo para empresas como Apple, Google, Alibaba y otras grandes compañías tecnológicas, sino que también para algunas más tradicionales cómo Walmart, JP Morgan, Unilever y Telefónica, para capitalizar las oportunidades de innovación existentes en sus negocios.

Imagen foto_00000001

Las empresas tradicionales pueden relacionarse con los emprendimientos de diversas formas.

Una es a través del uso de una licencia tecnológica de un emprendimiento. Es el caso de la alianza de Scotiabank con Kabbage en Canadá y México, que cual entrega al primero la posibilidad de utilizar la tecnología del segundo, la cual le permite —a través de data no tradicional y advanced analytics— la rápida aprobación de créditos a pymes, que se entregan con su propia marca. Así Scotiabank entrega créditos a clientes de otros productos a los que antes no se los ofrecían, gracias a los menores costos de procesos y morosidad que esta alternativa les ofrece.

Otra posibilidad es la adquisición de emprendimientos, como hicieron este año Falabella y Walmart al comprar Linio y Cornershop, respectivamente. Cuando se opta por este camino, por lo general es conveniente mantener operando al emprendimiento separadamente de la empresa tradicional, para no correr el riesgo de un choque de culturas empresariales tan diferentes, lo cual puede terminar afectando negativamente las posibilidades de aporte de valor que motivaron la adquisición.

Los “joint ventures” son otro mecanismo útil, si se busca desarrollar un negocio específico sumando los aportes de una empresa tradicional con los de un emprendimiento.

Finalmente está el “corporate venture capital”, que involucra el establecimiento por parte de una empresa tradicional de un fondo de inversiones en emprendimientos que cumplan la condición de aportarle valor estratégico y/o retornos financieros. Las compañías utilizan esta vía, a veces, para poder responder más rápido, de forma más flexible y a menor costo en comparación con la opción más tradicional de contar con unidades de innovación y desarrollo propias al interior de las empresas. También la usan para obtener inteligencia de mercado.

En Chile todavía son muy pocas las empresas tradicionales que han implementado iniciativas de este tipo. Telefónica Chile y BCI son un par de ellas.

En el G100, institución sin fines de lucro en que participamos tanto personas del mundo de las empresas tradicionales cómo del mundo de los emprendimientos que han logrado sortear con éxito las primeras etapas de desarrollo de sus nuevos negocios, consideramos que fortalecer la relación entre estos dos mundos es una tarea fundamental que requerimos impulsar con fuerza en Chile si queremos enfrentar con éxito los desafíos que nos está trayendo la llamada 4ta Revolución Industrial.

Lo más leído