×
Columnistas

Liderar en tiempos de incertidumbre

Gonzalo Said H. Presidente fundación generación empresarial

Por: Gonzalo Said H. | Publicado: Viernes 24 de enero de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Gonzalo Said H.

A partir del 18 de octubre, Chile se encuentra en un momento único para el que no tenemos referencias claras. Han sido meses, y tal vez sean adicionalmente un par de años más, de un tipo de incertidumbre al que no estamos acostumbrados, pues las reglas básicas que rigen nuestra convivencia como ciudadanos se han visto puestas en jaque. Esta situación tendrá serias implicancias y grandes desafíos para lo público y también para lo privado.

Para lo público, resulta de máxima importancia la observada degradación del orden, puesto que no sólo genera los impactos negativos que serían esperables en cualquier circunstancia –lo vimos, por ejemplo, en lo sucedido con la PSU-, sino que además multiplica los riesgos y la sensación de amenaza sobre nuestras normas de convivencia y marcos de acción. Por esto, más que nunca urge una combinación de responsabilidad y acuerdos políticos junto con seguridad pública, para disminuir y marginalizar toda forma de violencia en el espacio compartido y mantener la claridad y el respeto en las normas de convivencia. En buena parte, el liderazgo público en este contexto debe apuntar a que la sociedad tome las mejores decisiones, incurriendo en los mínimos daños o costos en el camino.

Imagen foto_00000002

Desde la perspectiva privada, los cambios en las reglas del juego afectan a la empresa y a todos sus públicos de interés, así como a la inversión, que en un clima de incertidumbre se retrae de modo natural. Por ello, el desafío es fortalecer nuestra capacidad de adaptación, la que debe caracterizar y distinguir a la iniciativa privada como pilar de la vida en sociedad. Es un tiempo para leer detenidamente cómo las relaciones humanas y expectativas de trato que existen, tanto dentro de las empresas como en la interacción entre éstas y la sociedad, han cambiado rápidamente en los últimos meses. Y explorar qué forma tomarán hacia adelante.

Los líderes del mundo empresarial deben otorgarle protagonismo al diálogo abierto y horizontal sobre la manera en que desarrollamos nuestros procesos, sobre cómo las personas esperan concretar sus aspiraciones personales, sociales y laborales, y sobre cómo las empresas pueden jugar un rol importante en ello. Del mismo modo, deben encabezar procesos adaptativos que respeten las diversidades de objetivos, identidades y propósitos. La empresa tiene hoy, sin duda, una oportunidad única de ser parte clave de la trama social presente y futura.

Como en cualquier situación de cambio, muchos actores públicos y privados ven en todo lo antes descrito solo riesgos y amenazas, mientras otros vislumbran grandes posibilidades. Lo que todos tenemos que compartir con claridad en estos tiempos difíciles, es el sentido de responsabilidad que nos cabe a cada uno, independiente de nuestras respectivas visiones y de los lugares que ocupemos en la sociedad, para encauzar la incertidumbre y liderar los diálogos necesarios en un marco de paz y de mutuo respeto y reconocimiento.

Lo más leído