×
Columnistas

Los beneficios del buen uso a la ley de incentivo Tributario I+D

Por Patricio Jarpa, Gerente General de Nanotec Chile.

Por: Patricio Jarpa | Publicado: Jueves 6 de septiembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Patricio Jarpa

Si hablamos de cambios que buscan un mejor futuro económico para el país, la reforma a la Ley de Incentivo Tributario de I+D es una tremenda herramienta. Sin embargo, no se utiliza bien. Es la forma más rápida para conseguir beneficios a costa de ganar en innovación, siendo la más acorde para las pymes, que son el motor de nuestra economía en empleo, competitividad y agilidad.

Imagen foto_00000002

La Ley de I+D potencia la ventaja competitiva de una empresa al momento de innovar, no solo por el capital del trabajo, sino también por la cualidad de ser directa, es decir, la propia compañía no tiene que estar encargada a un 100% a centros de investigación registrados en Corfo, sino que lo puede aplicar a partir de manera independiente y esto es importante, porque al final quien mejor conoce los potenciales de las pymes son sus propios dueños. Además, tampoco es una herramienta en donde sea una obligación contratar personal extra para su gestión, por lo que si se tiene una idea de innovar dentro del negocio y a cargo de esta idea está su propio gerente de operaciones, el mismo puede liderar el proyecto.

Esta Ley puede alcanzar hasta 35% de crédito tributario contra el impuesto de primera categoría y de 65% como gasto necesario para producir la renta. Y por cierto, algo que destaca es que para comenzar se puede ingresar solo con tener la "intención de acogerse" a la Ley e incentivo y postular el proyecto a posteriori hasta 18 meses y de allí en adelante llevar un orden en los desembolsos y centro de costos. A pesar de que lo anterior es recomendable si es utilizado de manera correcta, es común que al gerente o dueño de la entidad le tome entre un día o dos en estudiar y postular la normativa, que finalmente en término de costos-beneficios, estos últimos lo superan, ya que podrían tener finalmente hasta 48% de ganancia tributaria.

He tenido la posibilidad de conocer en más de una oportunidad el uso de esta herramienta y claramente podría mejorar algunas cosas: su plataforma digital que a veces es lenta y confusa, permitir que se pueda gozar del beneficio tributario de manera más inmediata y así lograr el objetivo de ampliarse para ser útil para pymes que tal vez no tienen utilidades y/o que tiene proyectos más pequeños, y además potenciar una vía más rápida para todas aquellas empresas que hemos hecho de su uso alguna vez.

Hoy, al no utilizar las herramientas que nos provee la ley, no existen efectos positivos para el crecimiento y competitividad del país por medio de sus pymes, pero ¿por qué se dará tal situación entonces?, simplemente, porque quizás la comodidad de los gerentes y dueños de las pequeñas y medianas empresas no lo han estudiado, también por la inestabilidad del país en los últimos años o la falta de promoción de parte de Corfo.

Aunque esta última puede ser la menos culpable, lamentablemente existe una mezcla que caracteriza a Chile en un país de escasa cultura de innovación y pésimo ranking al respecto. Entonces, la reflexión respecto a todos los beneficios que nos puede traer la Ley de Incentivo Tributario, es a educar a las nuevas generaciones sobre su importancia para el correcto desarrollo económico de nuestro país.

Lo más leído

DF Videos