×
Columnistas

Los innovadores tras los escenarios

Camila Sánchez Directora Emprendemos +

Por: Camila Sánchez | Publicado: Jueves 8 de marzo de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Camila Sánchez

En noviembre se entregaron los conocidos premios Avonni a 49 proyectos finalistas dentro de quince categorías. Ahí expertos del sector público, académico y empresarial eligieron a los que mejor consideran como iniciativas que aportan al desarrollo del país. Dentro de todos ellos, varios concentran importantes avances científicos y tecnológicos en distintas áreas, lo cual me parece tremendamente meritorio.

Claro ejemplo de los premiados en esta ocasión son la vacuna contra el virus sincicial, indispensable aporte médico o Instacrops, una aplicación que se transforma en asesor agrícola para plantaciones, la cual entrega información que permite ahorrar hasta 50% menos de agua, o Bailac GTS un sistema inalámbrico, autónomo y único en el mundo de muestreo de signos vitales de neumáticos de camiones en la minería que informa y permite una correcta toma de decisiones en lo que más costos genera al rubro, sólo por dar unos ejemplos.

La innovación en las áreas de tecnología ha tenido grandes avances en los últimos tiempos en Chile. Son pocos los que se conocen, pero no son pocos los que existen. Tenemos una tremenda cantidad de proyectos con factores tecnológicos que no son muy populares pero han significado grandes aportes.

Han trabajado y probado y siguen testeando sus resultados con grandes esfuerzos sin tener las medallas y felicitaciones de un premio ovacionado en medios comunicacionales y mucho menos los medios económicos, sin embargo, aportan igual o más a la sociedad.

Ejemplos sobran, pero creo justo nombrar algunos como PrevUpp de Pedro Aguilera, una almohadilla que previene las úlceras por presión al avisarle al paciente mediante una aplicación en el teléfono que corrija la postura, o unos estudiantes de ingenería de la Universidad Católica que desarrollaron una pulsera inteligente que monitorea los signos vitales de los bomberos y brigadistas durante los incendios forestales para evitar fatigas o eventuales muertes, o una empresa en Los Ángeles llamada Rootman que creó un aislante para construcción 100% natural a base de granos cultivados que tiene la virtud de efecto retardante si se prende y que permite dejar de talar árboles, ó incluso el proyecto Take a Hand que desarrolla sistemas ortopédicos funcionales a través de la impresión 3D que economiza y personaliza las prótesis. Y así, podría nombrar varios más.

El punto es que hay muchos proyectos de emprendedores o empresas chilenas que merecen distinción, y muchos de ellos no han postulado a ningún premio o no han sido seleccionados. Hace falta en Chile destacar más estos aportes a la sociedad, a la economía, a la innovación y mostrarle al mundo que en nuestro país se innova y a lo grande.

Lo más leído

DF Videos