×
Luis Hernán Paúl

La importancia de tener un propósito

LUIS HERNÁN PAÚL F. ASESOR Y DIRECTOR DE EMPRESAS

Por: Luis Hernán Paúl | Publicado: Miércoles 20 de diciembre de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Luis Hernán Paúl

Luis Hernán Paúl

La sobrevivencia como compañías exitosas es un objetivo que para las empresas está resultando ser en el último tiempo un tremendo desafío. Solo basta ver lo ocurrido con firmas como Kodak, Blockbuster, Daewoo, Nokia, Enron, Lehman Brothers, Panam, Napster, Banesto y Olivetti por nombrar algunas que fueron exitosas hace no tanto tiempo y que dejaron de serlo ya sea por falta o inadecuada innovación, fraudes financieros, excesivo endeudamiento u otras razones, para confirmar lo anterior.

Pero también hay razones que ayudan a explicar los motivos por los cuales otras empresas establecidas han logrado permanecer siendo exitosas y empresas de reciente creación han logrado serlo en pocos años. Entre estos motivos uno muy importante es contar con un propósito. Pero la verdad es que no basta simplemente con tener un propósito. Se requiere que las empresas identifiquen, articulen, encarnen y adopten un propósito que les permita motivar y/o inspirar a sus principales stakeholders. Me refiero a propósitos que trascienden a los productos y servicios que éstas ofrecen.

Por ejemplo, el propósito de Disney es “crear felicidad”, el de Alibaba “hacer fácil realizar negocios en cualquier parte”, el de Google “organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil”, el de Microsoft “permitir a la gente y las empresas alrededor del mundo lograr funcionar a su pleno potencial”, el de Philips “mejorar la vida de las personas a través de innovaciones valiosas”, el de Tweeter “dar a todos el poder de compartir ideas e información en forma instantánea sin barreras” y el de Facebook “dar a las personas el poder de compartir y hacer el mundo más conectado”.

Lamentablemente en Chile son pocas las empresas que cuentan con propósitos como los anteriores. Muchas compañías cuentan con misiones, las cuales por lo general se orientan a precisar lo que éstas desean lograr en un periodo específico de tiempo. Describen de alguna forma lo que la empresa espera hacer y por defecto no hacer. En cambio, el propósito es el por qué o para qué una empresa hace lo que hace.

Recomiendo ver una charla TED en la que Simon Sinek aborda este tema y plantea básicamente que los clientes no compran en función solamente de lo que las empresas producen sino que también se guían mucho por el por qué y para qué lo producen, es decir por su propósito.

Ahora, algunos se preguntarán qué debe hacer una empresa para establecer su propósito. En mi experiencia se requiere en primer lugar pasar por un proceso de introspección para identificar justamente el por qué o para qué hacen lo que hacen. La respuesta típica es para ganar dinero, pero en realidad en muchas compañías el ganar dinero es el resultado que se obtiene cuando se hace algo bien, no el propósito último. En otras en cambio sí lo es. Por lo tanto, en las primeras lo que corresponde hacer es un esfuerzo por articular en palabras justamente el por qué o para qué hacen lo que hacen.

Lo siguiente es evaluar si el propósito descubierto está a no bien encarnado en la operación de la empresa y si no lo está hacer los cambios requeridos para que sí lo éste. Recién una vez logrado ello tiene sentido adoptar el propósito formalmente.

Se trata, por lo tanto, de un proceso que no se puede hacer a la rápida porque no se trata simplemente de pensar un propósito que suene bien, sino que se requiere que éste refleje o al menos conduzca a la empresa a reflejar algo real.

En lo personal yo estoy cada vez más convencido que tanto a las empresas establecidas como a los startups les conviene enormemente perseguir un propósito. He descubierto que ello moviliza a la gente de una forma que la sola búsqueda de utilidades y/o la maximización del valor no logra hacer.

Luego, si su empresa no cuenta con un propósito le recomiendo fuertemente adoptar las iniciativas requeridas para identificar, articular, encarnar y adoptar uno que refleje adecuadamente lo que finalmente ésta busca lograr.

La importancia de tener un propósito

 Se requiere en primer lugar

Lo más leído

DF Videos