Luis Hernán Paúl

Rol de los directorios en el manejo de crisis

Todas las empresas enfrentan crisis cada cierto tiempo. Basta recordar lo ocurrido

Por: Luis Hernán Paúl | Publicado: Lunes 14 de julio de 2014 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Luis Hernán Paúl

Luis Hernán Paúl

Todas las empresas enfrentan crisis cada cierto tiempo. Basta recordar lo ocurrido en Agrosuper con Freirina, La Polar con las reprogramaciones automáticas de créditos, Celulosa Arauco con la muerte de cisnes en el río Cruces, las empresas salmoneras con el virus ISA, las farmacéuticas con el caso colusión o bien Endesa y Colbún con el proyecto HidroAysén, para comprobar lo frecuentes que son.

En el caso de las grandes compañías, las estadísticas indican que enfrentan en promedio crisis de mayor o menor magnitud cada cinco años. Por lo tanto, lo usual es que a un directorio -cuya duración media es del orden de seis años considerando las reelecciones- le toque abordar al menos una de éstas en el período que le corresponde dirigir una empresa. 
Por crisis se debe entender eventos puntuales o a veces encadenados que ponen en riesgo la situación financiera, imagen y/o la relación de una empresa con sus principales stakeholders, los cuales pueden surgir por diversos motivos (accidentes inesperados, fallas por productos defectuosos, fraudes, decisiones erróneas, escándalos de ejecutivos, etc.). Hay crisis que aparecen de forma gradual y otras abruptamente. Pueden ser de origen interno, es decir que surgen dentro de la empresa, o de origen externo.

En los casos que aparecen de forma gradual (i.e. caídas de actividad prolongadas, surgimiento de nuevos competidores, ajustes regulatorios, ingreso fallido a nuevos mercados, etc.), un adecuado proceso de gestión de riesgos puede generar advertencias que en ocasiones sirven para evitar o al menos minimizar su daño potencial. En cambio, cuando las crisis las generan eventos abruptos (i.e. terremotos, ataques terroristas, salida de gerente general por mutuo propio, etc.), es poco el espacio de maniobra que tiene un directorio previo a su ocurrencia.

Pero los directorios sí pueden asegurarse de que exista un plan de manejo de crisis, el cual debe ser revisado y actualizado por la administración cada cierto tiempo. Un plan de este tipo no busca indicar cómo exactamente se abordarán, sino que hacer algunas precisiones básicas respecto a los procedimientos a seguir y, lo que es muy importante, los roles que cabrán a los principales estamentos de la empresa de darse una de éstas.

En las crisis los directorios tienden a jugar un rol importante pero secundario. Lo usual es que los gerentes generales lideren el manejo de las mismas y los directorios entreguen consejo y apoyo al gerente general, supervisen que la labor de este último sea efectiva y aprueben sólo las decisiones más críticas. También les cabe a los directorios la responsabilidad de asegurarse que los accionistas, analistas de mercado, los medios de opinión pública y otros stakeholders relevantes de la empresa estén informados debidamente por el o los voceros escogidos para el efecto.

Cuando las crisis son provocadas por la salida del gerente general, ya sea por razones de muerte, despido o renuncia por iniciativa propia, el directorio debe escoger rápidamente entre los ejecutivos principales o dentro de sus filas a alguien que asuma dicha posición en carácter interino o de forma definitiva. 
En ciertos casos también puede ser conveniente que el presidente del directorio tome un rol más activo, especialmente en las relaciones con los agentes externos, y dejar que el gerente general se focalice con mayor fuerza en el plano interno. 
Para que un directorio pueda cumplir con las labores antes indicadas es básico que esté debidamente informado y se mantenga en constante comunicación con el gerente general. Este debe entregarle antecedentes en función de cómo vaya evolucionando la situación e involucrarlo en la evaluación de los cursos alternativos de acción posibles, de modo tal de aprovechar la experiencia en manejo de crisis que normalmente tienen algunos directores.

Lo más leído

DF Multimedia