Columnistas

Más allá de los permisos

Cristián Romero Director jurídico Comisión Nacional de Productividad

Por: Cristián Romero | Publicado: Martes 29 de septiembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Cristián Romero

Parte importante de las medidas de reactivación se enfocan en la agilización de procesos relativos a la aprobación de permisos requeridos para el desarrollo de proyectos de inversión. Las iniciativas se han concentrado en asignar recursos a los servicios públicos para hacer más rápida su tramitación e incorporar instancias de coordinación entre los diversos involucrados.

Se trata de esfuerzos valiosos, sin embargo, existe un límite a lo que pueden lograr, dadas ciertas condiciones estructurales que hacen a nuestro sistema de permisos engorroso e ineficiente.

Imagen foto_00000003

La más relevante es su volumen. Más de 200 deben solicitarse al menos una vez para el desarrollo de un proyecto mediano a grande. Dado que cada uno de ellos fue creado con el fin de cumplir una regulación, es usual que existan descoordinaciones y contradicciones entre las respectivas condiciones de otorgamiento, lo que obliga a tramitarlos más de una vez en las diversas etapas de desarrollo del proyecto.

Lograr una mejora relevante en un sistema así de complejo, implica más que recursos y coordinación. Se requiere el rediseño de, al menos, parte del proceso.

Para ello, debe recordarse que el otorgamiento de permisos como condición para el desarrollo de una actividad no es un fin en sí mismo, sino un mecanismo de cumplimiento de una determinada regulación. No es el único ni, necesariamente, el más idóneo para ello. En los últimos años han surgido diversas modalidades que permiten asegurar el cumplimiento regulatorio a través de vías que hacen un uso más eficiente de los recursos, tanto de privados como del Estado.

Experiencias hay numerosas. El Reino Unido, a propósito de la necesidad de reactivar la economía producto de la crisis sub prime, fomentó un modelo de acompañamiento por parte de las agencias fiscalizadores para apoyar a las empresas en el cumplimiento de la regulación. En Costa Rica, se está implementando un mecanismo de declaración jurada para reemplazar la obtención de permisos requeridos para desarrollar proyectos de inversión. Canadá y Australia, han promovido el uso de regulaciones que otorgan flexibilidad al regulado para determinar la vía más eficiente cumplirlas. Chile, por su parte, cuenta con experiencias interesantes en la materia, como el modelo de declaración ante la SEC o algunas regulaciones enfocadas en pymes.

La coyuntura sanitaria nos ha obligado a repensar cómo se hacen las cosas, y parte importante de ello tiene que ver con generar acciones en pos de una recuperación económica sostenible. Si bien los esfuerzos por hacer más eficiente el proceso de otorgamiento de permisos tiene un rol fundamental en aquello, parece oportuno aprovechar la oportunidad para evaluar nuevos modelos de cumplimiento de las regulaciones existentes que vayan más allá del clásico permiso, generando herramientas y mecanismos que otorguen el mayor nivel de protección posible y que ello permita y fomente un ambiente de inversión estable y competitivo.

Lo más leído

DF Multimedia