Columnistas

Mejorando la conducta en el mercado financiero

Mauricio Larraín Comisionado de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF)

Por: Mauricio Larraín | Publicado: Viernes 23 de octubre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Mauricio Larraín

La semana pasada la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) dio un paso decisivo en su objetivo de potenciar la supervisión de conducta en el mercado financiero. Anunció un plan para transitar desde un esquema de supervisión por industrias (bancos, valores y seguros) a un esquema interno de “cumbres gemelas”, separando las funciones de supervisión por objetivos (conducta y solvencia).

Imagen foto_00000002

Esto implica, a contar del próximo año, la creación de una Dirección General de Supervisión de Conducta, del mismo rango que una Dirección General de Supervisión Prudencial, compuesta por una Dirección de Transparencia en el Mercado de Valores y una Dirección de Protección al Cliente Financiero.

Velar por el buen funcionamiento del mercado financiero, considerando los intereses de los inversionistas, depositantes y asegurados, es uno de los mandatos legales que tiene la CMF. Para cumplirlo, supervisa la conducta en el mercado financiero, resguardando un adecuado comportamiento de los actores que participan en él.

La supervisión de conducta se basa en dos pilares. Primero, velar por un mercado financiero transparente e íntegro, en el que las empresas reporten información fidedigna, donde no se transe con información privilegiada y se respeten a los accionistas minoritarios. El segundo pilar busca proteger al cliente financiero, propiciando un trato justo hacia ellos, con transparencia respecto a cobros y comisiones.

Respecto de estos dos ejes, Chile exhibe brechas en comparación con los estándares observados en otras jurisdicciones con mercados más desarrollados. Para reducir estas brechas, la CMF ha desplegado una serie de iniciativas fortaleciendo la supervisión de conducta.

A fines del año pasado, la CMF apoyó la agenda antiabuso y trato justo, enviando propuestas de cambios legales al Ministerio de Hacienda, que están discutiéndose en el Congreso. En su planificación estratégica para 2020-2022, la CMF contempló varias iniciativas en materia de conducta. Ellas apuntan a fortalecer las herramientas para detectar abusos en el mercado de valores, generar incentivos para que los oferentes financieros integren la gestión de riesgo de conducta a su marco integral de gestión y actualizar el marco normativo de protección al cliente bancario.

Los avances en materia de protección del cliente financiero suponen un complemento con la importante labor que realiza el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

Mientras el foco del Sernac está en verificar el cumplimiento de la Ley de Consumidor, para lo cual puede buscar compensación a los clientes afectados a través de demandas colectivas, el foco de la CMF está en supervisar que los oferentes cumplan las reglas sectoriales y gestionen el riesgo de conducta, pudiendo multar en caso de que las reglas se transgredan. Para fortalecer el objetivo común de trato justo al cliente financiero, la CMF y el Sernac están actualizando su convenio de cooperación que facilitará la coordinación para enfrentar los desafíos actuales del mercado.

Lo más leído

DF Multimedia