Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Columnistas

Minería en sintonía con el “Green Deal” europeo

Gabriele Lothholz Presidenta de CAMCHAL

Por: Gabriele Lothholz | Publicado: Martes 29 de diciembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Gabriele Lothholz

La pandemia del Covid-19 nos sigue poniendo a prueba, pero ésta también ha provocado la acelerada interiorización de importantes cambios sociales que se vinculan con la digitalización, la adopción del teletrabajo y el aprendizaje de las tecnologías remotas; ámbitos que están adquiriendo una importante connotación en la industria minera.

Imagen foto_00000002

Pero en esta nueva ruta hay también otros factores relevantes a considerar y que no sólo provienen desde nuestro ecosistema minero. Al mirar al extranjero es posible identificar el “Green Deal” o “Pacto Verde”, acuerdo con el que la Unión Europea (UE) se ha comprometido a llegar a 2050 con una industria carbononeutral, más sustentable y con un fuerte foco en la ecología. Este plan considera tres grandes objetivos: la diversificación de los suministros, el aumento de la autoproducción y procesado en Europa; y el fomento de la economía circular.

Ante este escenario, Chile podría transformarse en un aliado clave para la Unión Europea, en especial para países como Alemania, que en el contexto del “Pacto Verde” están promoviendo el Plan de Acción de Materias Primas Críticas. Para el año 2030, Europa necesitará hasta 18 veces más litio que hoy, y hasta 60 veces más en 2050. Este ejemplo grafica las oportunidades comerciales que están latentes para Chile, pero para que éstas sean efectivas es necesario promover internamente una cultura del abastecimiento responsable de nuestros minerales hacia el continente europeo.

Chile hoy satisface el 78% de los requerimientos de litio en Europa, cifra que incluso podría crecer con los años, sobre todo si el condicionante es que Chile sea una nación capaz de implementar procesos de extracción más sustentables. Países como Alemania requieren cada día y con más fuerza de recursos minerales críticos, debido a que estos se utilizan para la fabricación de paneles solares, automóviles eléctricos y baterías. Estamos hablando de componentes que son insumos de primera necesidad para la economía europea.

Esta nueva realidad cobra mayor sentido al tener presente que en 2019, el 44% de las exportaciones chilenas hacia Alemania fueron productos mineros por un valor de 364 millones de dólares. Ante este escenario, el cobre y el litio se presentan como los minerales con mayores perspectivas de crecimiento.

Alemania es nuestro principal socio comercial en la Unión Europea, y esta nación sin duda puede fortalecer su papel de partner estratégico minero para otros países de Europa, teniendo al país germano como puerta de entrada. Por ello, es clave continuar avanzando en áreas como la transferencia tecnológica, en el conocimiento de modelos de educación como la formación dual y en procesos de gestión que cumplan con los estándares de los países de la UE. Al compartir esos objetivos sustentables hay una mayor motivación de tomar acciones concretas para una mejor integración. Y para esa meta, sin duda que serán un aporte tanto la colaboración público-privada como el intercambio de experiencias y el aprendizaje de buenas prácticas.

Lo más leído