×
Columnistas

Modernizar el Estado hoy, no mañana

Natalia González Subdirectora de Asuntos Jurídicos y Legislativos

Por: Natalia González | Publicado: Jueves 3 de enero de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Natalia González

Generar un Estado en el que impere una cultura centrada en los usuarios y en el que las políticas públicas se orienten, en base a la evidencia, eficazmente a dar solución a los problemas —y no a generar otros nuevos— es una tarea que debemos impulsar todos. Conscientes del profundo impacto que un Estado rezagado genera en la ciudadanía, cuatro centros de estudios —CEP, Espacio Público, Chile 21 y LyD—, nos reunimos para efectuar un diagnóstico y propuestas en materias de empleo público, transparencia y gestión de la información del Estado, trabajo que entregaremos hoy y que esperamos sea una contribución al debate en la materia.

El crecimiento y el desarrollo integral de nuestro país suponen que el aparato estatal sea, y funcione, de manera eficiente, orientado a brindar un servicio oportuno y de calidad a los usuarios. En el caso chileno, y sin perjuicio de los múltiples esfuerzos y notables avances que sucesivos gobiernos han acometido en la materia, aún hay mucho por hacer.

La arquitectura de nuestro Estado sigue siendo bastante obsoleta y requiere de una modernización sustantiva para hacerse cargo de diversas dimensiones del problema, abordando los desafíos que impone el crecimiento inorgánico del mismo; una mejor regulación del empleo público; la eficiente y oportuna prestación de servicios públicos, de calidad; contar con las mejores prácticas y generar una cultura arraigada de probidad y transparencia. Por último, tener estructuras, mecanismos de articulación y procedimientos flexibles, dotados de innovación y tecnología, que permitan que los múltiples datos que maneja el Estado sean interoperados por las distintas organizaciones del aparato público y utilizados para generar, en base a la evidencia, mejores políticas públicas, focalizadas en quienes más lo necesitan.

El Estado debe, asimismo, evaluar, mediante mecanismos conocidos, las regulaciones vigentes para perfeccionarlas y derogar aquellas que han devenido en obsoletas y en trabas al desarrollo. Dado que se trata de un proceso continuo y dinámico, es preciso además contar con una gobernanza adecuada, permanente al interior del Estado, que impulse su modernización.

No debemos olvidar que el Estado es una organización compleja, compuesta por un número importante de personas, una multiplicidad de servicios, organismos y agencias y que provee un sin número de bienes y servicios, siempre con recursos escasos, los que deben ser priorizados, con especial énfasis en los sectores más vulnerables, fomentando la expansión de sus capacidades y aptitudes para que puedan alcanzar sus objetivos.

Avanzar en esta materia es imperativo. Por ello, resultan valiosos los esfuerzos que el gobierno del Presidente Piñera está efectuando en la materia, así como también la prioridad y visibilidad que le ha asignado al asunto. Pero la voluntad persistente del gobierno requiere del actuar conjunto y del consenso y compromiso transversal de la clase política, de los funcionarios públicos y también de las personas y la sociedad civil.

Lo más leído

DF Videos