×
Columnistas

Opinión

Pablo Solís Head of Institutional Equity Sales de Tanner Investments

Por: Pablo Solís | Publicado: Viernes 30 de agosto de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Pablo Solís

No hubo grandes sorpresas en la entrega de resultados correspondiente al segundo trimestre del año. En el consolidado, el balance de las compañías del IPSA estuvo alineado respecto a las expectativas, con ciertas sorpresas como las menores ganancias de Falabella y SQM.

Las ventas estuvieron sobre las estimaciones, y el EBITDA estuvo levemente más bajo que el consenso y algo menos que el primer semestre de 2018. Al analizar los números y los distintos reportes, eventos extraordinarios de 2018 han provocado que año contra año se observe una caída en la ganancia.

¿Qué podemos inferir de esto? En un entorno complejo tanto a nivel local como global, el desafío de las compañías para lograr resultados estables será mantener un efectivo control de costos, de forma de no presionar los márgenes. El ámbito local se ha vuelto más complejo en gran parte por ajustes en las perspectivas de crecimiento económico hacia la baja y la percepción de consumidores aún en terreno pesimista, junto a un frío consumo privado. En el plano externo, la escalada de la guerra comercial entre EEUU y China, las elecciones en Argentina y la volatilidad de los commodities aparecen como las principales amenazas. Sin embargo, la voluntad y buen timing de los bancos centrales en el mundo y en Chile -en cuanto a ampliar estímulos monetarios y la caída de las tasas de interés largas- ayudan a paliar en parte los efectos negativos de estos eventos.

Para el cierre de 2019 no debiésemos observar cambios de tendencia. Deberíamos ver una leve disminución en utilidades respecto a una exigente base de comparación de 2018. En nuestro escenario base vemos algunos impactos por menores precios de materias primas, actividad ralentizada y volatilidad de los tipos de cambios regionales.

El IPSA debiese terminar en niveles de 5.000-5.200 puntos al cierre de 2019. La preocupación para 2020 es conocer qué decisiones tomarán las firmas para mantener sus márgenes relativamente sanos en un escenario donde no vemos claridad sobre la guerra comercial, aunque la elección en Argentina ya estará definida. Estos temas debiesen ser compensados con las esperadas reformas tributaria y de pensiones, junto a menores costos de endeudamiento.

Lo más leído