×
Padre Hugo Tagle

A propósito de Harari

Padre Hugo Tagle En twitter: @hugotagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 3 de junio de 2019 a las 09:42 hrs.
  • T+
  • T-
Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

Recién en estas semanas pude leer los libros de Yuval Noah Harari, "Homo Sapiens", "Homo Deus" y "21 preguntas". Se han posicionado como top de ventas en estos meses. Un caudal de datos, cifras, cruce de información que resulta embriagador. Una buena construcción, sugerente y convincente, de una hipótesis sobre la dramática ascensión del homo sapiens por sobre el resto de las criaturas. Una propuesta razonable de la primacía del ser humano y la imposición del modelo humanista occidental, como lo llama él, sobre el resto de las cosmovisiones.

Pero quiero apuntar a un vacío u omisión en sus hipótesis. Harari insiste en colocar la visión judeo-cristiana de la historia en un mismo plano que otras cosmovisiones. La verdad, la visión cristiana es la que regaló al mundo una perspectiva única, clave para la configuración "humanista" de occidente y, con ello, del mundo entero.

A partir de Cristo, el hombre adquiere plena libertad; se libera de las ataduras de la realidad, y pasa a ser realmente administrador de ella y no una pieza más. La fe cristiana es esencialmente libre, supone y fomenta la libertad. No hay verdadera fe sin una opción libre. Un cristianismo forzado, impuesto, sería nulo. La libertad promovida por el cristianismo ha sido el motor que ha animado a occidente, y desde allí al mundo, a "hacer ciencia" y así transformar la realidad.

Por ello, la ciencia, como la conocemos, sólo pudo nacer en el espacio cristiano occidental, toda vez que sólo el cristianismo presupone la plena libertad humana necesaria para el libre acceso, transmisión de conocimientos e investigación. Desde el momento en que el cristianismo ha liberado al hombre de falsas ataduras, fetichismos, supersticiones, y temores ante la realidad, éste "hace ciencia".

Es más: libros como los de Harari son una clara muestra de esa libertad inspiradora del cristianismo. En otro espacio religioso cultural no hubiese sido posible su escritura. En efecto, gracias a la irrupción de Cristo en la historia es que el hombre puede revelarse ante su creador, plantearse libremente ante la creación, manipularla, moldearla e incluso destruirla. En ese sentido, y aunque Harari no lo reconozca, su libro rezuma una mirada "cristiana" de la historia, al otorgarle a la libertad del hombre un valor central en su desarrollo.

La verdad es que la historia del hombre ha sido una dura lucha por ganar más espacios de libertad. Y eso ha sido promovido por la visión cristiana del hombre, paladines de la libertad. Y Harari pareciera saberlo. Al menos lo deja traslucir en toda su obra.

Lo más leído

DF Videos