Padre Hugo Tagle

¡Buen trabajo, constituyentes!

Padre Hugo Tagle @HugoTagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 17 de mayo de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

Felicitaciones a todos los que cumplieron con su deber de votar en las elecciones. No faltaron excusas para no hacerlo. Y sin embargo, fueron a votar, sobre todo los mayores, muchos con grandes sacrificios. Debemos valorar y cuidar la democracia. Las elecciones, en toda su simpleza, son la vía de “resolución de conflictos” civilizada, humana, digna. La violencia no solo es cobarde, sino que empobrece y perjudica tanto más a los más pobres y vulnerables. Quien busca imponer sus ideas a través de amenazas y violencia revela que ellas son malas. Quien tiene una buena idea, convence por sí misma, sin necesidad de gritar y menos agredir.

Imagen foto_00000002

Felicitaciones a todos los candidatos a distintos cargos públicos. No todos pudieron ganar. Así es la democracia. Pero hay decenas de caminos para trabajar por Chile desde distintos ámbitos, ya que hay muchísimo por hacer. No tiren al tarro de la basura sus propuestas, sino que compártanlas para hacerlas realidad en favor de un país más justo y digno.

A todos los elegidos, ¡manos a la obra! Hay una ciudadanía expectante por realizaciones, cambios positivos y a su vez, más exigente en relación a sus derechos, por lo que se espera más de las autoridades públicas.

Pero la atención estará puesta principalmente en la convención constituyente. Su primer servicio a la patria será trabajar bien, desde el primer día; entenderse, llevar un diálogo respetuoso, civilizado, cívico, digno. Deberán manifestar con hechos concretos, en el “día a día”, que el proyecto-país que anhelan se comienza a construir hoy. La inmensa mayoría vemos a Chile como una realidad posible, viable. Trabajen tranquilos, pero con el sentido de urgencia de que “no se puede perder el tiempo”; de que son servidores públicos bajo el escrutinio de una ciudadanía que merece sus mejores esfuerzos.

Hagan una Constitución simple. No es un “árbol de Pascua”, donde colgar todo tipo de exigencias, sino un piso común desde donde construir un Chile más justo, fraterno y en paz.

Los constituyentes comparten un común denominador: todos quieren lo mejor para Chile. Desde distintos ángulos, pero donde los puntos de acuerdo son muchos más que las diferencias.

Como se expresó en el proyecto de la UC y UChile, “Tenemos que hablar de Chile”: “Predomina la convicción de que es posible lograr que las cosas cambien para bien, y que sea un cambio que transforme nuestra convivencia en favor de la cohesión y el encuentro.”

Somos un país mayoritariamente cristiano. Que la Virgen del Carmen los bendiga e ilumine en esta tarea.

Lo más leído

DF Multimedia