Padre Hugo Tagle

Las mujeres la llevan

Padre Hugo Tagle En twitter: @hugotagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 2 de marzo de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

No son los hombres el sexo fuerte. Son las mujeres. Lo sabemos de sobra. Se bromea diciendo que “el gran logro de la mujer es hacer creer al hombre que él manda”. Mucho hay de eso. Bromas aparte, estamos muy al debe en materia de integración y valoración.

Les reprocho a las mismas mujeres buena parte del machismo imperante. Éste comienza en casa, con una mala distribución de las tareas hogareñas. Las madres descansan más en las hijas ya que, normalmente, con una psicomotricidad fina mayor, se desempeñan mejor, sobre todo en la pubertad y adolescencia. Los hombres son más torpes, dicen, y menos despiertos a esa edad. Resulta cómodo recurrir a las mujeres. Pero, ármese de paciencia y ¡denles trabajo a los hijos varones!

El machismo se alimenta de la desidia y pusilanimidad de muchas mujeres que cargan culpas injustas, liberando al hombre de sus responsabilidades. Pero ellas han despertado y sacado la voz. Hoy se denuncian abusos que antes se escondían. Gracias especiales a las mujeres que cargan solas con la educación de sus hijos.

El Papa Francisco se ha referido en innumerables ocasiones a los valores propiamente femeninos que tanta falta hacen a nuestra sociedad. “La Iglesia reconoce el indispensable aporte de la mujer en la sociedad, con una sensibilidad, una intuición y unas capacidades peculiares que suelen ser más propias de las mujeres que de los varones”, señala el Papa.

“El genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres en el ámbito laboral y en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia como en las estructuras sociales”, nos dice.

Pero no bastan las alabanzas y palabras de buena crianza. El mismo Papa ha reivindicado su papel en la Iglesia, colocando mujeres en cargos de suma importancia hasta hace poco reservados a hombres. “Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Las mujeres están formulando cuestiones profundas que debemos afrontar. La Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que ésta desempeña”, dice Francisco.

Se ve en la política. Si más mujeres participaran de política en Chile, tendríamos más paz y mejores relaciones humanas.

Lo de la paridad de género para el Congreso es una buena idea. En una primera etapa, al menos, se debe buscar deliberadamente. La mayor participación femenina sólo ha traído bien a un mundo tensionado y sediento de paz, integración y mayor armonía.

Lo más leído

DF Multimedia