Padre Hugo Tagle

Patria y Gracias

Padre Hugo Tagle En twitter: @hugotagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 14 de septiembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

Celebramos unas fiestas patrias muy especiales. Sin fondas, sin fiestas multitudinarias. Pero igual se le tuerce la mano a la pandemia con guirnaldas, banderas y colores ¡Que la tristeza no venza y reine la alegría! “No más de cinco personas”, se nos advierte. En un ejercicio aritmético, calculadora en mano, tratando de no pasarse, pero tampoco quedándose corto.

“Tener patria es un regalo al que tarde en tarde hay que corresponder”, dice Gabriela Mistral. En efecto, se celebra agradeciendo y se agradece celebrando. Son días en que las diferencias se dejan de lado para pensar en la casa común, en las personas, vecinos, amigos que nos acompañan en esta tierra grande y nuestra.

Hemos vivido un año muy difícil, inolvidable, del cual sacaremos lecciones por un largo tiempo. Debería llevarnos a resaltar lo que nos une y no lo que nos divide. Por relamido que resulte, es tiempo de unidad. No nos cansemos de buscar los puntos de encuentro, a partir de los cuales construimos y hacemos familia. En Chile, nadie sobra. Desde una mirada providencialista, de fe, el otro no es extraño, enemigo ni carga. Es “compatriota” uno mismo en una tierra que nos une, alimenta, a la que servimos, amamos y formamos juntos.

Bueno será preguntarse ¿Cuál ha sido mi aporte a esta tierra común? ¿Cuál ha sido mi regalo a ella? Quizá no figuremos en un listado de “ilustres”, pero sí podemos pensar en un par de cosas que hemos dado y que han hecho de Chile un lugar un poco más humano, justo y feliz. Si mi aporte ha sido poco, ésta es una buena oportunidad para renovar un buen propósito de aportar con algo más en este nuevo año patrio. Porque, la verdad, la vida tiene sentido en la medida en que la compartimos y nos damos a los demás.

Es tiempo de conocernos y reconocernos. El poeta Elicura Chihuailaf invita a los chilenos a “mirarse en un espejo obnubilado y hacer resplandecer en él su hermosa morenidad”. Pregunta: ¿Cuánto conoce usted de nosotros? ¿Cuánto reconoce en usted de nosotros? El desafío es dejar de ser extraños para ser más hermanos, sentirnos y sabernos hijos de una tierra común, variopinta, multicultural, rica y diversa. Solo así ganamos todos.

El 18 se canta el “Te Deum” en todas las catedrales de Chile. “A Ti, oh Dios, te alabamos, a Ti, Señor, te reconocemos. A Ti, eterno Padre, te venera toda la creación”. Agradecer a la patria es volver la vista al Creador, origen, fuente y destino a partir del cual nos sabemos y somos hijos de esta tierra común, regalo y tarea a la vez ¡Felices fiestas patrias! ¡Viva Chile!

Lo más leído

DF Multimedia