Padre Hugo Tagle

Todos a votar

Padre Hugo Tagle @hugotagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 5 de abril de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

Semanas más o menos, las elecciones van. El lado positivo de una postergación –necesaria, a estas alturas– es un mayor tiempo de preparación y reflexión para la ciudadanía sobre a quién y a qué proyecto país quiere apoyar.

Viene a cuento una reflexión de Julián Marías, a propósito de las primeras elecciones en España: “Yo pediría a los electores una sola cosa: que usen la imaginación. Que se molesten durante un par de horas –tal vez baste con unos minutos– en imaginar qué puede pasar con su voto. Que anticipen primero, si su opción puede ganar las elecciones, si el grupo inicialmente escogido por ellos puede gobernar. Si es así, que se representen su gestión durante un año o dos”. Buen consejo para tomar en cuenta ante las mega elecciones que tendrá Chile.

Imagen foto_00000002

La Iglesia recuerda en numerosos documentos la importancia de los católicos de participar en la vida pública. El primer deber es el de rezar por las autoridades (San Pablo, 1 Tm 2,2 y nº 2240 del Catecismo). Y el segundo, votar en las elecciones. En efecto, es una forma concreta, simple y gratis de participación en la construcción de la comunidad, la casa común. Se nos exhorta a interiorizarnos, a informarnos, sobre las propuestas de los diferentes candidatos. Como criterio general se nos recuerda que “es necesario efectuar una opción coherente con los valores cristianos, teniendo en cuenta las circunstancias reales. En cualquier caso, toda elección debe siempre enraizarse en la caridad y tender a la búsqueda del bien común”.

Se nos exige y espera de todos, un juicio prudencial, considerando la situación del país. No hay candidato perfecto. Pero sin duda habrá algunos más preparados, juiciosos, idóneos, para el cargo que se vota.

El voto es un derecho, pero también un deber; consecuencia directa de la libertad y responsabilidad ciudadanas. Es una obra de caridad y generosidad, ya que demuestra amor por la patria común y solidaridad con los demás. No votar por desdén es menosprecio por los demás y falta de sentido social.

El Papa Francisco animó a los jóvenes en Río de Janeiro a su participación social: “No se metan en la cola de la historia, no dejen que otros sean protagonistas del cambio”. Y agrega: “La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común”.

Ojalá los candidatos se esfuercen en sumar más ciudadanos a las votaciones, aumentar el porcentaje de participantes, de manera que sea una gran fiesta democrática, en la construcción de la casa común. La fuerza de un lápiz y un papel.

Lo más leído

DF Multimedia