×
Padre Hugo Tagle

Tóxico: palabra del año

Padre Hugo Tagle En twitter: @hugotagle

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 26 de noviembre de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

El diccionario Oxford elige la palabra del año tras revisar las búsquedas que los usuarios hacen en la web. Este año, la palabra escogida resume perfecta (y trágicamente) este año que termina.

Algo no huele bien cuando Oxford Dictionaries elige “tóxico” como palabra del año 2018. En los últimos meses ha habido un aumento del 45% en el número de búsquedas de este adjetivo. La palabra —que se define como “venenoso, nocivo”— ha sido buscada en una amplia variedad de contextos de uso literales y metafóricos. como dice el informe editorial: “En 2018, tóxico ha incorporado muchas acepciones, además de la de nocivo, convirtiéndose en un descriptor intoxicante para los temas más comentados del año”. Se comprende su uso en relación a elementos físicos, como químico tóxico, aire, ambiente o sustancia tóxica. Lo preocupante es su uso en relaciones humanas, cultura y sociedad tóxica.

El resto de las palabras que completan la lista de Oxford de este año tampoco presentan un panorama muy esperanzador. Entre ellas figura “gaslighting”, como “la acción de manipular a alguien por medios psicológicos para hacerle aceptar una falsa descripción de la realidad o para hacerle dudar de su propio juicio”. O bien “overtourism: un excesivo número de visitas turísticas a un destino o atracción popular, que da lugar al daño del entorno local y de los lugares históricos, y que tiene como resultado una peor calidad de la vida de los residentes”. De ahí la turismofobia —otra palabra nueva— de la que tanto se habló el verano pasado. En ocasiones anteriores, Oxford Dictionaries eligió como palabra del año la controvertida “youthquake” en 2017, “post-verdad” en 2016, un emoji en 2015, “vapear” en 2014 y “selfie” en 2013.

La solución de un problema comienza por su acertado diagnóstico. Y quizá es bueno que esta palabra se haya usado para describir alguna situación o fenómeno. Nos habla de relaciones, condiciones o situaciones humanas irregulares, destructivas o de peligrosa tensión, que requieren de una curación urgente. Muchos venenos actúan solapadamente, sin ser advertidos hasta que es muy tarde. El hecho de describir una relación humana, laboral o social como “tóxica” puede ser un primer paso para su sanación.

Pero ¡ojo con el abuso de adjetivos negativos! El lenguaje crea realidad. Si abusamos de descripciones negativas de nuestra realidad o entorno, finalmente ellas se teñirán de ese color. Bueno es comenzar por lo positivo de algo, para luego pasar al diagnóstico negativo. Pienso, sobre todo, en las relaciones humanas y afectivas. Un primer paso para “desintoxiarse” es hablar en positivo de nuestro entorno.

Lo más leído

DF Videos