×
Padre Hugo Tagle

UTI para matrimonios

Quería escribir sobre lo de la educación y tanto tema más...

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 2 de junio de 2014 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-
Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

Quería escribir sobre lo de la educación y tanto tema más, pero en esta ocasión transformaré mi columna en un servicio de utilidad pública. Concretamente para matrimonios en situación de crisis o a punto de caer en una. Me refiero a una buena iniciativa surgida al alero de la Iglesia para ayudar a matrimonios en dificultades. Esos que, de haber sido auxiliados a tiempo, hubiesen podido sortear con éxito sus dificultades. Pero faltó esa mano amiga que los llevara a superar sus desavenencias. Y lo que pudo haberse salvado, fracasó.

Tan grave como los matrimonios a la baja es el hecho de que estos duren poco. Las estadísticas dicen que el promedio de estabilidad matrimonial en Chile es de cinco años. Y esto, sin contar con los que solo conviven. Como sea, el umbral de tolerancia a la vida en pareja es bajo. Es fácil encontrarse con matrimonios jóvenes a punto de tirar la toalla, de dejar ese proyecto común por cansancio, molestia o desgano. Algunos matrimonios “se saturan” con facilidad, dando poco margen a conversar y “arreglar la cosa”.

Pues bien, para esos casos difíciles, críticos, un grupo de matrimonios creó hace muchos un programa llamado Retrouvaille. Éste se enfoca en matrimonios que se encuentran en crisis o sufren el dolor de la separación. Iniciado en Canadá, se ha extendido por muchos países y en Chile ya han participado de este proyecto más de 700 matrimonios.

Durante un fin de semana, tres matrimonios y un sacerdote ayudan a los participantes a analizar y profundizar su relación matrimonial en todas las áreas. Los cónyuges tienen tiempo para compartir privadamente sobre el contenido de las charlas, escuchar experiencias, reflexionar juntos sobre sus errores y aciertos para, al final, darse cuenta que han vivido o viven lo mismo que muchos otros.

No hay peor enfermo que el que no quiera sanar. He visto de todo en materia de crisis matrimoniales y he llegado a la conclusión que toda crisis se puede superar si existe buena voluntad. Al menos, hay que darse una segunda oportunidad. Retrouvaille es un buen inicio para ella.

Existen muchas iniciativas parecidas. Como sea, si usted es casado y lo están pasando mal, déjense acompañar y aconsejar. Escuchen. Sonará a psicología barata pero llegué a la convicción de que hay que empezar a invitar más conscientemente a este tipo de ofertones espirituales. Se puede salvar más de un matrimonio, más de una familia y con ello un barrio, un entorno, una ciudad. La verdad, es mucho lo que depende de un matrimonio feliz y mucho lo que se juega cuando ellos no lo son.

Lo más leído

DF Videos