Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Pilita Clark

Lecciones de liderazgo de Ted Lasso

Pilita Clark

Por: Pilita Clark | Publicado: Lunes 18 de octubre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Pilita Clark

Pilita Clark

Los discursos de aceptación de Hollywood a menudo son sorprendentes, pero en los premios Emmy para programas de televisión, algunos realmente se destacaron. Una ganadora comenzó su discurso con un largo grito. Otro ganador usó una grosería, repetidamente, y otro dijo que quería agradecer a un amigo en la audiencia que, lamentablemente, había elegido ese momento para "ir al baño".

Imagen foto_00000002

Los tres eran estrellas de la serie Ted Lasso, una comedia estadounidense sobre un entrenador de fútbol americano implacablemente genial (llamado Ted Lasso) que es contratado para dirigir un equipo de fútbol de la Premier League inglesa a pesar de no saber casi nada sobre Inglaterra o su fútbol. A mucha gente que conozco le ha encantado la serie. Algunos la han detestado y la mayoría no la ha visto, porque requiere una suscripción a Apple TV Plus.

Personalmente, soy una aficionada, aunque exteriormente, es poco más que una familiar situación exagerada del supuesto abismo entre británicos cínicos y estadounidenses cursis que se acerca peligrosamente a una presentación ultra sentimental.

Se salva por su descripción del impacto de los padres intimidadores, así como del divorcio, de la ansiedad y de una variedad de problemas en el lugar de trabajo, desde jefes viles hasta miembros detestables del equipo.

Esto puede explicar por qué también ha sido un éxito en el ámbito menos obvio de LinkedIn.

Brad Smith, exdirector ejecutivo de Intuit, el grupo de software financiero, se encuentra entre las docenas de habitantes de LinkedIn que se han inspirado para publicar sus lecciones de liderazgo de Ted Lasso durante los últimos 12 meses.

Un concesionario de Toyota en Florida, un jefe de policía en California y un maestro en Luisiana han hecho lo mismo. Cada uno tiene su lección favorita de Ted, pero pocos están en desacuerdo con Jennifer Dulski, una ejecutiva de tecnología estadounidense, quien escribió en julio sobre una de las cualidades más sorprendentes de Lasso.

"En primer lugar, Ted es amable con todos los que conoce, ya sean compañeros de equipo, jefes, conductores de Uber, periodistas o fanáticos", dijo. "Él realmente se preocupa por las personas que lo rodean y esa amabilidad se contagia y hace que los demás también quieran ser mejores".

O como dijo Smith: "Cuando inviertes el tiempo en conectarte y cuidar a las personas de una manera auténtica, lograrás grandes cosas".

¿Por qué tantos han encontrado esta cualidad de bondad en un gerente tan apasionante? ¿Es porque abundan los jefes terribles? Se podría pensar que sí, dada la creencia perdurable en el principio de Peter, la idea de que los empleados alcanzan su nivel de incompetencia. En otras palabras, si las personas son buenas en su trabajo, son promovidas repetidamente hasta que alcanzan un puesto para el que no son aptas, donde permanecen y se multiplican.

Felizmente, la evidencia de esto es mixta. Sólo cerca del 13% de los trabajadores europeos tienen malos jefes, según un estudio de 2019 de casi 30 mil empleados que afirma ser la primera estimación internacional estadísticamente representativa del problema.

Mostró que los gerentes obtuvieron un promedio de cuatro de cinco, donde cinco es mejor, por cualidades que incluyen dos cosas que Lasso hace con creces. También se sabe que ambos hacen más felices a los trabajadores en la vida real: brindan comentarios útiles y elogian el buen trabajo.

Entonces, ¿por qué persiste la idea del jefe horrible? Sospecho que se debe a que su impacto es muy tóxico. De hecho, la mitad de los empleados dice que dejaron un trabajo en algún momento para escapar de un gerente, según muestran datos de Gallup.

La idea de un jefe pésimo es aún más terrible en medio de una pandemia global, lo que sin duda explica parte del atractivo de Lasso. Esto no ha pasado desapercibido. En el Reino Unido, el 45% de los trabajadores cree que su organización es más empática con el personal que antes de la pandemia, mostró una encuesta hace poco, y el 35% dice que ahora tiene más apoyo emocional en el trabajo.

Espero que esto dure. Uno de mis descubrimientos del confinamiento fue el audiolibro, que es donde escuché a Stephen Fry decir algo sobre otro especialista en genialidad, PG Wodehouse, que dudo que yo hubiera vinculado con la vida laboral tan fácilmente antes de la pandemia.

En una introducción a un volumen de Wodehouse, Fry dice que el escritor había tenido una influencia tremenda.

"Me enseñó algo sobre la buena naturaleza: basta con ser benigno, gentil, divertido, amable". Ésta es una gran lección de Ted Lasso y, como lo han demostrado los últimos 18 meses, es prudente prestarle mucha atención en la vida real.

Lo más leído