×
Rafael Rodríguez

Una idea para ayudar a cuadrar las cuentas fiscales…

Rafael Rodríguez Presidente Seminarium Penrhyn International

Por: Rafael Rodríguez | Publicado: Lunes 11 de abril de 2016 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Rafael Rodríguez

Rafael Rodríguez

Chile era un acreedor neto respecto del resto del mundo. No sé si por estos días lo siga siendo dado que el Estado ha debido endeudarse para cuadrar su déficit y los ingresos fiscales han estado por bajo lo proyectado debido al menor crecimiento de la economía.Las consecuencias de este proceso son varias; una muy lamentable es que las agencias de crédito bajan el ranking crediticio, lo que lleva como ha ocurrido en los últimos meses, a aumentar el premio por el riesgo país respecto de países con similar nivel de endeudamiento público; premio que debe pagar no sólo el Estado sino que también el sector privado.

La parte de la cuenta que paga el sector privado excede con mucho la del sector público puesto que tiene cerca de 8 veces más deuda. Por lo anterior, tanto al sector público como al sector privado les conviene que esta tasa de riesgo país sea lo más reducida posible.

La pregunta de cómo hacerlo es natural; la mayoría piensa que no hay nada que hacer para aumentar los ingresos públicos en el corto plazo y reducir los gastos, ya se hizo un esfuerzo que sólo cerró una fracción del déficit, con lo cual habría que resignarse a sufrir las consecuencias.

Sin embargo, Chile ha ahorrado impuestos por la vía del FUT; de hecho al 31 de diciembre de 2015 hay cerca de US$ 330 mil millones de FUT ahorrado en las empresas que han pagado una tasa de primera categoría, que de acuerdo a la opinión de expertos andaría cerca de 16,3%. Durante el año 2015 hubo un periodo transitorio que permitió retirar ese FUT estableciendo una tasa de 32% como máximo, mientras que la mínima era el promedio de la tasa de global del contribuyente final de este FUT, en la medida en que este promedio fuese inferior al 32% señalado. En cualquier caso el impuesto pagado de primera categoría se aplica como crédito al impuesto de global complementario. Este incentivo a retirar el FUT sólo recaudó algo más de US$130 millones. La hipótesis obvia es que la baja recaudación se explicaría porque la tasa de 32% fue muy alta para ser suficiente incentivo.

La idea que se propone para aumentar la recaudación es bajar el tope de 32 a 25%, tasa que sería un 8,7% superior a la del crédito promedio de primera categoría y similar a la tasa aplicada al “blanqueamiento de capitales” en el extranjero, que fue de 8% y que recaudó US$1.500 millones, sobre una base de fondos de US$18.000 millones que se blanquearon ante el SII. La cifra de fondos de propiedad de chilenos que no están consignados en el SII es un misterio, pero estimaciones de operadores de fondos off shore, los situaban entre US$35.000 y US$70.000 millones; por tanto este incentivo tributario habría permitido reconocer entre un 50% y un 25% del total de estos fondos y recaudar el 8% correspondiente.

En el caso de FUT la base es más grande, pero la posibilidad de retirarlo, por atractivo que sea el incentivo, es menor. Es difícil pensar que compañías como Copec, Endesa u otras empresas grandes lo hagan; sin embargo, muchas empresas cerradas, controladas por dueños, sí verían en esta oferta una posibilidad de obtener una ventaja tributaria difícilmente repetible. El pronóstico es que este beneficio sería ampliamente utilizado por sociedades de inversión.

Si bien el SII podría hacer una estimación bastante mejor informada; diversos expertos en forma más bien conservadora estiman que no menos de un 10% del FUT sería retirado a esta nueva tasa tope de 25%, esto es unos US$33.000 millones, los que arrojarían una recaudación de US$2.871 millones; esto es un tercio del déficit fiscal proyectado para este año. Si la estimación se quedase corta, el déficit fiscal se reduciría aún más. Hay sin lugar a dudas potenciales cuestionamientos a esta eventual medida; la primera es la de disminuir la base imponible a futuro a una tasa teóricamente más alta que sería la del global de cada contribuyente beneficiado. Eso es cierto teóricamente, pero en la práctica la evidencia muestra que el FUT prácticamente no se retira y por el contrario, crece todos los años.

Otro aspecto cuestionable es el de la equidad tributaria, al ser esta una medida que beneficia mayormente a aquellas personas con más alto patrimonio. Esto es cierto, pero también hubo una excepción a esta misma consideración en el “blanqueamiento de capitales“ en el extranjero y nuevamente, estos fondos extraordinarios sólo se pueden obtener con medidas extraordinarias para quienes tienen el patrimonio.

Con sus pros y contras, ¿apoyaría Ud. esta medida?

Lo más leído

DF Videos