Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

Columnistas

RCEP y la globalización: China sigue ganando

QINGJUN WU (Víctor) Director Ejecutivo Representaciones y Asesorias Aviqlo SpA

Por: Víctor Wu | Publicado: Martes 11 de enero de 2022 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Víctor Wu

El Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP) entró en vigor el primero de enero de 2022, marcando así el inicio oficial de la zona de libre comercio más grande del mundo. La escala de RCEP supera por mucho el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá y la Unión Aduanera Europea.

Se trata de un acuerdo comercial entre 15 países de la región Asia-Pacífico, iniciado por la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) en 2012 y alcanzado después de ocho años de negociaciones entre los diferentes países. El RCEP cubre a 15 países miembros, casi un tercio de la población mundial y el 29% de la economía global. En suma, es el acuerdo de libre comercio más grande del mundo. El RCEP incluye principios de acceso a los mercados, como el comercio de bienes y servicios, la inversión, así como un gran número de normas sobre facilitación del comercio, derechos de propiedad intelectual, comercio electrónico, política de competencia y contratación pública.

¿Cuáles son los beneficios para China?

En primer lugar, el RCEP estimulará el comercio regional y el crecimiento económico. Por ejemplo, el acceso al mercado, las reglas de origen, los procedimientos aduaneros, la inspección y cuarentena, los costos de servicios y de inversión. Se estima que para el año 2030, el RCEP generará unos 500 mil millones de dólares en comercio y 209 mil millones de dólares en crecimiento económico cada año. China, Japón y Corea del Sur se han convertido en los mayores ganadores del RCEP, y se espera que los beneficios alcancen para cada país, 85 mil millones de dólares, 48 mil millones de dólares y 23 mil millones de dólares, respectivamente.

En segundo lugar, China ha logrado un gran acuerdo comercial sin precedentes con muchos países de la región de Asia y el Pacífico, lo cual le ha permitido ampliar su influencia económica en esa zona, beneficiando con ello a las empresas chinas. La nueva zona de libre comercio ampliará enormemente el alcance de los productos sin aranceles de China, y las empresas exportadoras pueden beneficiarse de los recortes de impuestos. Las empresas de importación también pueden importar tecnología avanzada y equipos importantes a un costo menor. El RCEP también promoverá el desarrollo de operadores chinos de plataformas de comercio electrónico en zonas francas, incluido el sudeste asiático.

En tercer lugar, el contexto del actual aumento del unilateralismo y proteccionismo está afectando la economía mundial, y, por otro lado, el desarrollo económico de los países avanzados tradicionales se ha desacelerado y la contribución de los países emergentes a la economía mundial muestra una tendencia ascendente, por lo que el RCEP va a seguir posicionando a China como el jugador más importante en el escenario de defender el multilateralismo y el libre comercio a nivel global. Esto es, por el momento, una victoria frente al conflicto comercial que hoy China mantiene con Estados Unidos.

Lo más leído